{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Miércoles, Abril 2, 2014 - 15:58

Excombatiente cruzó a Mosteiro luego de su discurso por la Guerra de Malvinas

Durante el homenaje al Sargento Mateo Sbert, Verónica Mosteiro leyó el discurso en nombre del Ejecutivo en el que tildó de "guerra delirante" a la gesta de Malvinas iniciada por una "decisión de una elite autoritaria y cruel" y tuvo palabras críticas hacia la última dictadura militar. El Teniente Coronel José Verseci, excombatiente y además consuegro de Mateo Sbert, criticó el discurso de Mosteiro y aseguró: "me voy a armar todas las veces que sea necesario para defender mi patria". Los discursos completos.

Este miércoles, en el marco de los actos en conmemoración por el 32° aniversario del desembarco argentino en Malvinas, la Asociación de Veteranos de San Pedro encabezó un homenaje que se llevó a cabo en la sede de la Agrupación Mallorca, donde se recordó al Sargento Mateo Sbert, sampedrino caído en combate en 1982.

Mosteiro fue cruzada por un veterano luego de su discurso y ambos fueron muy aplaudidos por el público. La Secretaria de Desarrollo Humano tuvo palabras críticas hacia el referéndum de los Kelpers, la postura de Gran Bretaña respecto del diálogo bilateral y el accionar de la última dictadura cívico-militar. Además, llamó a multiplicar esfuerzos "siempre por el camino del diálogo", lo que no fue bien tomado por algunos de los excombatientes.

Las palabras de la funcionaria fueron cruzadas por el Teniente Coronel José Vercesi, quien llegó a San Pedro para participar del homenaje a quien fuera no sólo su subordinado en el pelotón de combate, sino con el paso de los años, se convirtiera en consuegro.

El discurso completo de Mosteiro y la respuesta de Vercesi:

"Hoy 2 de Abril, conmemoramos el día de los veteranos y los caídos en la guerra de Malvinas, un día para reafirmar el compromiso con nuestra historia porque no es cualquier fecha.
Es la fecha que nos trae el recuerdo de tantos jóvenes que nos ofrendaron su vida y de los veteranos que aún hoy sufren consecuencias de una acción irresponsable que emprendió la última dictadura, como una prolongación de la guerra instalada desde el estado contra su propio pueblo.
En estos últimos años el gobierno de Cristina Kirchner ha persistido en las vías diplomáticas sumando el respaldo de múltiples organismos internacionales. Ante esta ofensiva diplomática, en todos los foros internacionales y la solidaridad entre la mayor parte de las naciones por la causa Malvinas, el Reino Unido acudió, hace un año, a una estrategia político-publicitaria -la votación entre los habitantes de las islas- para preguntarles si querían seguir siendo un territorio británico de ultramar.
Esta táctica británica pone a la diplomacia argentina frente al desafío de demostrar que no se persigue el derecho de autodeterminación de los isleños, que en realidad se ocultan los verdaderos intereses del Reino Unido: poseer una poderosa base militar en una zona estratégica del Atlántico sur. Apropiase de la riquezas y recurso naturales de la región y consolidar sus pretensiones sobre el territorio antártico.
Por eso la convicción actual del gobierno de que hay que redoblar esfuerzos. Pero únicamente a través del dialogo, la paz y una diplomacia activa y firme para que el Reino Unido cumpla con la resolución de ONU y retome la discusión sobre la soberanía en Malvinas.
No se acepta que se ha negociado con la dictadura militar y hoy se nieguen al dialogo bilateral con la democracia que lleva más de 30 años de vigencia en argentina.

Hoy 2 de abril reafirmemos el compromiso con nuestra historia y nuestra patria. Seamos audaces y con firmeza diplomática sigamos planteando nuestros legítimos derechos sobre Malvinas.
Contemos una y mil veces esta parte dolorosa de nuestra historia a nuestros hijos y nuestros nietos. Enseñemos a nuestros alumnos que la guerra de Malvinas no fue una guerra popular y no fue el resultado de deliberaciones de una sociedad que decide alzarse contra el colonialismo del que resulta víctima. Enseñemos, que la guerra de Malvinas, fue la decisión de una elite autoritaria y cruel, que a espaldas de la ciudadanía decidió embarcar en una guerra delirante a su pueblo mutilado, silenciado y torturado.
Las Malvinas son argentinas. Después de más de treinta años podemos decir con orgullo que los argentinos en democracias sostenemos firmemente nuestra exigencia de retomar el dialogo en el contexto de una década en la cual también fuimos capaces de recuperar la soberanía nacional y popular a favor de una sociedad más justa e integradora. Nunca renunciemos a la ética ni demos por válidas las invasiones de los poderosos sobre los pueblos naturales.

Identifiquémonos y ratifiquemos más que nunca las ideologías de nuestros hombres de mayo y de nuestros libertadores, para ser capaces de construir la mejor patria, para todos y todas".

El Teniente Coronel José Vercesi tomó el micrófono, y sin referirse directamente a la funcionaria, manifestó: "He sido integrante de la profesión militar desde 1961 y sigo siendo militar y me voy a armar todas las veces que sea necesario para defender mi patria; y no entiendo otra manera.

Gracias a Dios, los argentinos pueden decir que hay gente que se arma y que arriesga su vida para defender la patria, porque defenderla no es tener la vocación, muy saludable, de hacerlo por la vía pacífica. No hay ninguna nación que se pueda sentir nación si no se sabe defender a través de la violencia si es necesario. Porque es el último recurso, pero se debe estar preparado profesionalmente y quienes se preparan profesionalmente, lamentablemente para algunos, son los militares".

EDICION IMPRESA #1461
Lunes 13 Abril 2020

Comentarios