3.4 C
San Pedro
lunes, junio 21, 2021
spot_img

Este año se perderán 33 millones en la recaudación de tasas

Así lo revela un informe interno del Gobierno municipal al que tuvo acceso La Opinión. La proyección es negativa para Red Vial, ABL y Servicios Sanitarios antes de arrancar, porque los costos operativos superan la emisión. A ello debe sumarse la estimación de incobrabilidad. La baja recaudación propia impacta de lleno en la ejecución presupuestaria.

Publicidad

 

Oposición y oficialismo coinciden en el diagnóstico de la situación de las finanzas públicas: San Pedro es un municipio inviable. El Ejecutivo elevó hace diez días el Presupuesto 2015 corregido con una estimación total de ingresos propios por tasas de $ 47.386.500, lo que incluye el resultado de la moratoria. Sin embargo, la diferencia entre costo de los servicios, emisión y recaudación estimada es tanta, que la proyección de déficit, sólo en los tres gravámenes más importantes, supera los 33 millones de pesos.

Publicidad

El costo de personal, bienes de uso e insumos para las tasas por alumbrado, barrido y limpieza (ABL); Servicios Sanitarios; y Red Vial arroja un resultado de alrededor de 64 millones de pesos, de los cuales apenas se llegarán a cobrar menos de la mitad.

Así lo revela un informe interno del Gobierno que el intendente Fabio Giovanettoni le solicitó al Secretario de Economía Roberto Borgo en el marco del análisis para la presentación del Presupuesto 2015, que el Ejecutivo elevó por un total de 320 millones de pesos.

La Opinión tuvo acceso a ese documento en el que queda plasmado que los costos superan no sólo lo que efectivamente podrá recaudar el Estado local, sino que además da cuentas de que al momento de emitir en cada una de esas tasas ya hay déficit.
“San Pedro tiene una realidad que no empieza ni termina con Guacone. Tiene preponderancia el tema de los ingresos, más allá de la efectividad de los gastos y la debilidad política”, le enrostró Borgo a Sánchez Negrete cuando el concejal lo cuestionó en televisión por el mal manejo de los recursos.

Todo negativo
El Concejo Deliberante aprobó un aumento de tasas del 50 por ciento. Con ese incremento, el Gobierno emitió para el cobro a los contribuyentes por un total de 49.691.684,71 pesos. A la hora de calcular los costos de la prestación de los tres servicios tomados para el análisis, la suma es de 63.883.887,16.

Como puede apreciarse, aun si todo el mundo pagara como corresponde y la ciudad tuviera un 100 por ciento de cobrabilidad sobre los principales gravámenes, el resultado sería negativo y alcanzaría un déficit de más de 14 millones de pesos.

Pero, claro, no todo el mundo cumple, por lo tanto la estimación de cobrabilidad arroja un número que duplica el déficit de emisión y supera los 33 millones de pesos.

Los porcentajes de cobrabilidad son del 70 por ciento para la tasa de Red Vial; ABL del 60; y Servicios Sanitarios del 63 por ciento. El cálculo estima ingresos por esos tres gravámenes de 30.830.382,56.

Lo que sigue son los números duros de cada tasa, en relación a costos operativos; monto emitido según la totalidad de contribuyentes; cobrabilidad e  incobrabilidad prevista; déficit entre gasto y total emitido; y déficit entre presupuesto para la prestación de cada servicio y el ingreso efectivamente recaudado, en proyección.

Como podrá apreciarse, el 50 por ciento de aumento de las tasas que aprobó el Concejo Deliberante no alcanza a cubrir los costos, que en muchos casos prevé un importe elevado en materia de sueldos, lo que obliga a pensar que no sólo se trata de que los incrementos han sido insuficientes sino que además en esos números aparecerán bonificaciones y horas extras que no siempre se cumplen o se merecen.

Una por una, no cierra ninguna
La tasa de Red Vial prevé para 2015 los siguientes costos: 1.972.500 pesos en combustible; $ 3.547.979,16 en personal afectado al arreglo de caminos; $ 866.000 en “servicios no personales”; $ 860.000 en mantenimiento y reparaciones, lo que da un total de 7.646.479, 16 pesos.

La emisión anual con el 50 por ciento de aumento arrojó un total de 6.145.995,95 pesos que ingresarían al Estado si todos pagaran el gravamen. El resultado entre ambos números es negativo: 1.500.483,22 pesos, un 19 por ciento menos que el total de gastos que insumirá.

Como se dijo, esta tasa tiene una cobrabilidad del 70 por ciento. Es decir que el 30 por ciento no pagará. Ello implica 1.843.798,78 pesos menos de lo estimado, por lo que la proyección de ingresos efectivos arroja un negativo de 3.344.282 pesos, es decir 43,74 por ciento menos que lo que costará a las arcas municipales cumplir con la contraprestación, de acuerdo a lo presupuestado.

La tasa por alumbrado, barrido, limpieza y conservación de la vía pública (ABL) es la que mayores costos tiene, producto del pago de la prestación de Ashira. También es la que más recaudación supone. Por supuesto, es la más deficitaria.

En materia de costos, la planificación 2015 prevé 3.405.478 pesos de energía eléctrica y $ 1.848.000 por mantenimiento del alumbrado público, dinero que se paga –en cuentagotas, pero se paga– a Coopser. Hay 21.875.796,76 pesos previstos para pagar a Ashira –a la que no se le paga el servicio actual, sino un plan de refinanciación de deudas de prestaciones anteriores– y $ 12.996.684,72 para “gasto en personal”. Además, prevén 383.000 pesos para servicios no personales y $ 2.474.000 para combustibles y materiales. Por último, 1.152.000 pesos son para el mantenimiento del basural.

En total, ABL cuesta $ 44.134.959,48.
La emisión de tasas con el aumento del 50 por ciento aprobado suma $ 30.186.617,25, lo que implica un negativo de $ 13.948.342,23. Es decir que ahí ya hay un déficit del 31,6 por ciento.

Pero como prevén una incobrabilidad del 40 por ciento, lo que reduce los ingresos en $ 12.074.646,90, al estimar un ingreso de 18.111.970,35, entre tanto número se revela que ABL tendrá un déficit del 58,96 por ciento al calcular ingresos efectivos proyectados contra gastos previstos. El resultado negativo es para esta tasa de 26.022.989,13.

En Servicios Sanitarios pasa otro tanto. Los costos operativos presupuestados para su prestación ascienden a 12.102.448,52 pesos, distribuidos de la siguiente manera: 2 millones para energía eléctrica de las bombas; $ 6.315.813,52 en personal; $ 1.071.534,75 en insumos de potabilización; unos 316 mil pesos para “mantenimiento general” y “gastos menores”; un millón y medio para mantenimiento de redes y sistemas de bombeo;  $ 650 mil pesos para servicios no personales; y 249.100,25 pesos para amortizaciones de bienes de uso.

La emisión arroja positivo para esta tasa, es decir que si todos pagaran habría un superávit de 1.256.622,99, superior al 10 por ciento en la relación costo-ingresos.

Sin embargo, la recaudación no supera el 63 por ciento y ese 37 % de incobrabilidad suma 4.942.856,46 que según estiman no serán pagados. Ello arroja un déficit para la tasa de Servicios Sanitarios del 30,46 por ciento, que en pesos son 3.686.233,47 que no entrarán a las arcas municipales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias