16.3 C
San Pedro
domingo, agosto 1, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

¿Error o negligencia?: Ni transporte, ni cámaras

Luego de varias semanas de análisis y carpetas que recorrieron varios sectores municipales, los llamados a licitación quedaron vacantes y sin servicio.

Publicidad

 

En los meses de Julio y Agosto se lanzaron los llamados a licitación para los servicios de cámaras de seguridad y transporte público de pasajeros, respectivamente, ambos servicios impulsados y deseados por el intendente Barbieri y su gabinete. Ambas convocatorias, ya habían fracasado al momento de llamar a las empresas. Si bien desde la Secretaria de Gobierno afirmaban públicamente que varios habían sido los interesados y que consultaron para poder participar, la realidad, es que en las dos situaciones se presentaron dos candidatos.

Publicidad

Gran Hermano se hace desear
La historia de las cámaras, nació por una iniciativa propia del Departamento Ejecutivo, el cual planteaba que era una gran ayuda para la policía. El proyecto, que no sólo constaba con la instrumentación del sistema de cámaras de seguridad en la vía pública, sino que también incluía el famoso 911, que consta del sistema de emergencia telefónica con monitoreo satelital para los patrulleros de la ciudad de San Pedro, los cuales tenían como objeto: “Dotar de la logística adecuada a la fuerza de seguridad, a través de tecnología de última generación, que contribuye a mejorar la prevención”, según se argumentó el pasado 9 de Marzo en el Concejo Deliberante.
Es para esto que se había solicitado un importe de $244.834 al Deliberativo, proveniente del superávit, para llevar a cabo el proyecto planteado y en algún caso resistido por una porción de la población que no quiere ser filmada cuando transita por la calle.

Por favor espere, ya será transportado
La segunda licitación, fue a mediados del mes de Agosto, cuando se dio a conocer la venta de los pliegos a $750, con un servicio de doble recorrido tanto para los vecinos de la zona urbana, como los de Río Tala, Gobernador Castro, Santa Lucía y Pueblo Doyle. Los costos impuestos por el gobierno en los pliegos consideraban un boleto mínimo de $1,50 para transporte urbano y $0,60 para los escolares.
En cuanto a la consulta, también se informó que había sido exitosa, que varias firmas de la ciudad y de la zona habían preguntado por los requisitos y estaban altamente interesados en el servicio, sin embargo, nuevamente fueron dos los que finalmente compraron pliegos.
Así es, como en el mes de Septiembre, precisamente, el viernes 21, se realizó la apertura de los sobres, con dos propuestas, una de Ru-Car de transporte San Pedro SRL y Jorge Caso S.A., ofertas que fueron comparadas en costos y servicios, pero que finalmente no fueron adjudicadas, porque ninguna cumplía en su totalidad con los requisitos.
Lo paradójico surge ante el conflicto de U.T.A. con la Cooperativa Vuelta de Obligado, que tuvo que dejar de brindar este servicio, por exigencia del gremio, el cual le demandó a los funcionarios que tomaran una resolución en cuanto a la licitación para que los pasajeros no quedaran varados. El municipio entonces, decidió otorgar un permiso transitorio a la empresa Ru – Car para realizar el servicio. La pregunta es: si el mismo es satisfactorio ¿por qué no entregar el permiso definitivo?

¿Qué pasó con los pliegos?
Ahora bien, los puntos en los que coinciden ambas licitaciones, es que los pliegos eran exigentes o eran negligentes, debido a que en el primer caso, el presupuesto requerido para la implementación de las cámaras, resultó ser tan sólo casi un tercio del monto que luego pidieron las empresas participantes para instalar los servicios. Entonces, el municipio no había averiguado cual era el costo de lo que requerían?, porque si fuera así, no puede ser tan grande la diferencia para una de las empresas interesadas, ya que la otra, según comentó el gobierno en ese entonces, no cumplía con todo lo requerido y por eso la diferencia sobre el proyecto presupuestado por el área municipal era de $27.633,93. O bien, se esperaba la respuesta obtenida: el monto es muy diferente, los dos superan lo presupuestado, “debemos analizar la inversión”.
En cuanto al transporte, parece ser que el pliego era demasiado exigente y por esto ninguna de los dos participantes han logrado ganar la misma y hacer de ese servicio una actividad rentable.
Otra de las similitudes que se presentaron luego de ambas resoluciones, fue la de “las consultas”. Las autoridades, plantearon que para poder tomar una decisión en cuanto al otorgamiento, de los servicios, debían consultar a un técnico especializado que realizara un informe con respecto a las diferencias de las propuestas, con los pedidos solicitados, a modo de asesoramiento. La ayuda por parte de un profesional, no debería haberse hecho antes del llamado? Por otra parte, es inevitable pensar, la cantidad de tiempo que le demandó al municipio analizar a través de sus áreas los pedidos, aunque habían manifestado la intención de no demorar la puesta en marcha de ambos servicios, a todas luces imprescindibles a la hora de pensar en quienes deben trasladarse desde las localidades.

Próximos pasos
Desde el gobierno local, ratificaron el nuevo llamado a licitación, para esto el Secretario de Gobierno, Juan Almada, dijo que se consultará a expertos para confeccionar los pliegos, tarea que ya se debería haber realizado. Habrá que pensar si las empresas querrán participar del segundo llamado y en todo el gasto que implicará a los sampedrinos y a las empresas un concurso que tal vez no sea exitoso. No hay que olvidar que vivimos en Argentina y que la inflación hace variar los precios diariamente, por lo cual los $244.834 pedidos al Concejo para las cámaras, resultarán escasos en 2008.

Igual con el pavimento
El barrio Barrancas al Golf, debió esperar bastante tiempo para que finalmente una empresa se hiciera cargo de su pavimentación. En el mes de Agosto se llevó a cabo por segunda vez la licitación que había quedado vacía en una anterior oportunidad. Es así como a medidos de Septiembre, la empresa LARSA de San Nicolás tomó el trabajo por el monto de $435.789,80 por sobre los $400.000 que ya tenía pedido ante el Concejo, es por eso que se debió realizar un nuevo pedido.
Así se ha comenzado hace más de un mes el trabajo de carpeta asfáltica en veinticuatro cuadras que comprenden el mencionado barrio entre Máximo Millán y la barranca, sin incluir las cuadras que abarcan el sector de las familias Gordó y Melgar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias