{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Sábado, Junio 15, 2019 - 16:37

Enot vuelve a tocar en vivo, a 15 años de su último show

Pionera del rock sampedrino, la banda fundada en 1986 vuelve a los escenarios este sábado, en la sala Cuarta Pared. Toto Corbalán, Facundo Juliano y Augusto Curten retoman la historia de una formación mítica en el desarrollo de la escena rockera local. Diminuto, integrada por hijos de reconocidos músicos, tendrá a su cargo la apertura.

La sala Cuarta Pared será escenario este sábado del regreso de Enot, la banda de hardcore metal que nació en 1986 y, de manera ininterrumpida hasta 2004, recorrió el país y fue parte de una escena nacional que tuvo una gran preponderancia en la década del 90.

Toto Corbalán en guitarra y voz, Facundo Juliano en bajo y Augusto Curten en batería componen la formación que volverá a tocar este sábado tras 15 años de impasse. Es la misma formación que tuvo la banda entre 1999 y 2004.

Enot nació en 1986, antes del surgimiento de la escena hardcore de la Argentina. Fue la primera banda de "rock pesado" de la zona. El recordado Bocha Fontana fue su primer baterista. Ya en los 90, los parches quedaron a cargo de Germán Rivas, quien esté sábado será parte del show de regreso de la banda.

En 1994, esa formación grabó el "Demo 94", que los instaló de lleno en la escena under nacional del momento, en pleno auge de la aparición de bandas de hardcore. Su estilo crossover, que sumaba guitarras metaleras y la voz aguda de Corbalán, fue un verdadero sello de la época.

El himno antimenemista "El number one"; el relato del que iba "con una cadena a transar macoña" y ahora va "con una biblia a la ceremonia", el ultracoreado en cada show "Cagón"; o el manifiesto anti pastores de tv "Televangelio" forman parte de ese disco.

Con Marcelo Díaz Garrido, proveniente de una banda de death metal local que se llamaba Claustridium, la banda grabó Hiperreal, editado en cassette. Con un sonido pulido y una calidad de grabación excelente, Enot demostró que estaba a la altura del mito que en 10 años había construido.

Al calor del surgimiento de bandas de heavy metal y emparentados con una movida que tenía al hardcore neoyorquino como modelo, esa escena under se construyó en el país con epicentro en Buenos Aires y Rosario, pero con posibilidad de que grupos como Enot recorrieran el país para tocar ante públicos a veces no demasiados  numerosos pero siempre ávidos de escuchar nueva música.

En San Pedro pasaba lo mismo. Durante la década del 90 florecieron una gran cantidad de bandas, fanzines —los Enot editaron el primero relacionado con esta música, Escoria— y nació un movimiento local que dejó huella en la comunidad rockera.

Hiperreal contiene dos de los himnos del rock sampedrino: el manifiesto "No pertenecer", que relata todo lo que esos jóvenes no querían ser; y "MIl y pico de años", otro grito anticlerical. Comenzaba, otra vez ,con un fresco de la década menemista: "Veo caras sucias".

A mediados de aquella década, los Enot fundaron un local para recitales que se llamó como el fanzine, Escoria, por donde pasaron los principales referentes del género. Hasta Malón, con los miembros de Hermética sin Ricardo Iorio, presentaron su primer disco allí.

Enot recorrió el país, tocó en escenarios míticos como Cemento, compartió escenario con, entre otras, Agnostic Front y Madball, máximos exponentes del hardcore mundial, y hasta se dio el lujo de traer a la primera de ellas, la banda de Roger Miret, a tocar a San Pedro.

En 2001 grabaron una serie de temas, con Augusto Curten en batería, en los estudios Del Cielito, que nunca vieron la luz de manera oficial. "Como un mono" y "Será mañana" son dos registros que circulan desde hace unos años en las redes y que pertenecen a ese disco que no se publicó.

Hubo giras por Brasil, visitas de bandas de ese país como Upside Down o Brutal, un último show con los alemanes Typhoon Motor Dudes. Ahora, 15 años después, la banda que marcó un camino en el rock local y que es considerada una de las primeras crossover del país, vuelve a tocar.

Este recital, que promete no ser el único, fue posible luego de que sus integrantes fundadores limaran asperezas que los mantuvo por caminos diísimiles durante todo este tiempo. En ese lapso, Toto Corbalán encabezó varios proyectos y Facundo Julino formó la banda de death metal melódico Nafak, en la que Augusto Curten —que también fue parte de otra banda mítica, La Mugre— tomó parte.

La velada tendrá un show de apertura, a cargo de Diminuto, una banda de heavy metal local integrada por tres jóvenes de 17 años: Amadeo Corbalán en guitarra y voz; Valentino Salvá en batería; y Joaquín Valli en bajo. Los dos primeros son hijos de Toto Corbalán y Estebam Salvá, respectivamente.

"A favor de mí" es lo último que se conoció de Enot, publicada en estos días previos a su show, en los que la expectativa creció entre quienes vieron tocar a la banda en sus casi 20 primeros años de actividad y los que escucharon los milones de anécdotas que dejaron en el camino y hoy los verán por primera vez en vivo.

EDICION IMPRESA #1423
Miércoles 10 Julio 2019

Comentarios