32.2 C
San Pedro
viernes, febrero 26, 2021

En su debut como profesional, Emanuel Ginóbili enfrentó a un sampedrino

El 29 de septiembre de 1995 el mejor deportista de la historia de Argentina que el lunes anunció su retiro de la actividad jugó su primer partido en la Liga Nacional con la camiseta de Andino de La Rioja ante el Peñarol de Mar del Plata de Martín Fernández que anotó el histórico triple de mayor distancia en el torneo.

Publicidad

 

29 de septiembre de 1995. Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata. Temporada 1995/96 de la Liga Nacional A (LNB). Peñarol-Andino de La Rioja. El sampedrino Martín Fernández estaba en el rectángulo de juego con la camiseta del local cuando un flaco desgarbado ingresa y debuta como profesional.

Publicidad

Ese joven era Emanuel Ginóbili, el mejor deportista de la historia de Argentina quien el lunes anunció en su cuenta de twiiter su retiro de la actividad que practicó durante gran parte de sus 41 años con innumerables logros, entre ellos las medallas de oro y bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y Beijing 2008 respectivamente y cuatro anillos en la NBA con San Antonio Spurs.

De acuerdo a imágenes recogidas de YouTube, Fernández y Ginóbili coincidieron en el parquet durante varios minutos y, por momentos, se defendieron mutuamente por compartir posición. Incluso, el sampedrino le robó una pelota pero luego la perdió y el bahiense encestó un triple.

Ese día sonrió el jugador que se retiró en Náutico, lejos de las luces de la NBA pero con una carrera más que respetable, sobre todo para San Pedro. Peñarol le ganó a Andino 104 a 85 con un buen aporte de Fernández que anotó el triple de mayor distancia de la historia del torneo: tomó el balón a 24 metros del aro (el rectángulo de juego tiene como máximo 28 de largo) cuando restaba poco más de un segundo para concluir el primer tiempo, tiró, la pelota rebotó en el tablero e ingresó. En la temporada 1995/96 Fernández jugó 45 partidos en los que anotó cien puntos, dio 34 asistencias y creció en un equipo que marcó una época en el básquet argentino con Héctor Pichi Campana, Marcelo Richotti, Esteban Pérez, Carlos Rodríguez, Michael Higgins y John Deveraux entre otros.

Ni Martín Fernández ni el propio Emanuel Ginóbili imaginaron el 29 de septiembre de 1995 todo lo que sucedería. Uno se convirtió en figura, crack, estrella y, ahora, leyenda. El otro, el de San Pedro, guardará el recuerdo de haberlo enfrentado y quitado un balón. 

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias