10.6 C
San Pedro
lunes, julio 26, 2021
spot_img

El tercer acusado por el crimen de Nelson Lillo declaró ante el fiscal Manso

Marcos Bruzzone, oriundo de Río Tala, está imputado en el hecho acusado de ser quien fue a buscar en moto a Roberto Branto Ayala tras el asalto al camión en el que fue asesinado el joven policía. El fiscal Manso podría volver a pedir su detención y él sostuvo que no estaba en la escena del delito. Para la causa, es “partícipe necesario” junto al único detenido y el abatido Pablo Morel.

Publicidad

 

El fiscal Marcelo Manso evalúa volver a pedir la detención de Marcos Bruzzone, acusado de partícipe necesario en el crimen de Nelson Lillo, quien a casi dos años del hecho permanece en libertad y recién la semana pasada la Justicia dio con él para que se le pueda tomar declaración indagatoria.

Publicidad

Fue el jueves. Durante más de una hora, Noé Marcos Gabriel Bruzzone, de 27 años, oriundo de Río Tala y acusado de ser el que “rescató” en una moto al peligroso delincuente Roberto Branto Ayala, único detenido por el caso, el día del crimen, se sentó con su abogado ante Manso para decir que es inocente.

En la causa obran testimonios que ubican a Marcos Bruzzone como el motociclista que llegó a Salta y Arnaldo y subió en la moto a Branto Ayala, que estaba herido y permaneció más de 55 horas prófugo luego del asalto al camión en el que Lillo fue ultimado a balazos.

Al otro día del hecho, una mujer se presentó en Fiscalía para dejar asentado un testimonio que acusaba directamente a Bruzzone y en el que señalaba que el joven, que en ese momento vivía en una casa ubicada detrás de la de Pablo Morel, el delincuente abatido por la policía durante el robo, se había fugado al conurbano. El fiscal Marcelo Manso había pedido su detención pero el Juzgado la denegó.

Bruzzone mantuvo un breve diálogo con La Opinión al salir de Fiscalía el jueves, antes de que su abogado diera detalles sobre su declaración, en la que negó su participación en el hecho que se le imputa, e informara acerca del aporte de pruebas en procura de su sobreseimiento en la causa.

“¿Cómo te fue? ¿Pudiste declarar? ¿Te trataron bien?”, preguntó La Opinión a Bruzzone. “Bien, de diez el fiscal Manso”, respondió el joven de 27 años domiciliado en la localidad de Río Tala, donde se crió junto a sus abuelos, tras nacer en el conurbano bonaerense.

“¿Pudiste dar tu versión de los hechos?”, consultó este medio. “Sí, la verdad”, sostuvo el joven imputado en el caso. “Te ubicaron en el lugar de los hechos”, le recordó el periodista. “Nada que ver”, aseguró.

“¿Pasaste en moto por ahí?”, fue la última pregunta que Marcos Bruzzone respondió a La Opinión. Un rotundo “No” fue su respuesta. Luego, su abogado, Eduardo Machado, profesional cuyo estudio jurídico está ubicado en la ciudad de Moreno, ofreció detalles sobre la declaración del joven.

“Hasta el momento las pruebas no son contundentes como para que se dicte la detención”, dijo el abogado tras salir de Fiscalía y aseguró que Bruzzone “ha venido, ha declarado, ha presentado pruebas y el fiscal determinará si son verdaderas”.

“Estamos seguros de su inocencia, va a quedar sobreseído”, sostuvo Machado y aseveró que Marcos Bruzzone “no ha tenido ninguna participación en esta causa, se va a demostrar su inocencia y que él no ha tenido ningún tipo de participación en este ilícito”.

El abogado consideró que todo fue “un malentendido” a raíz de “el hecho de la cercanía que él tenía en la vivienda con uno de los imputados”, Pablo Morel, en cuyo terreno habitaba una precaria vivienda ubicada en la parte trasera.

Esa situación, dijo Machado, “ha llevado a que algunas personas, algunos dichos, creyeran que tuvo algún tipo de participación”. Los testimonios contra Bruzzone dicen que incluso se habría fugado al conurbano, de donde es oriunda su familia, con parte del botín del robo.

“Existen pruebas que hemos aportado de que él no estaba en el lugar de los  hechos, él no fue el que lo rescató, no fue la persona que conducía la moto y que sacó a esta persona del lugar, eso quedará demostrado. Son elementos que están en la investigación”, aseguró Machado.

La reconstrucción del hecho que hizo Fiscalía tiene a Bruzzone acusado de ser quien llegó en moto a la esquina de Salta y Arnaldo tras el tiroteo con la policía en el que murió Pablo Morel para llevarse a Branto Ayala a un lugar seguro, dirigirse a Baradero, avisarle a la familia del abatido acerca de lo sucedido y huir con sus hijos al conurbano en un remis. En otro coche de alquiler envió a su pareja de regreso a Río Tala.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias