20.6 C
San Pedro
domingo, mayo 16, 2021

El Registro de Pángaro debe destrabar más de 150.000 trámites

Julio Arturo Pángaro, reestrenó cargo en la Dirección Provincial del Registro de la Propiedad. Tuvo que destrabar un conflicto de más de 50 días y se prepara para recibir más de 100.000 trámites.

Publicidad

 

Sin ningún lugar a dudas, uno de los focos de conflicto más importantes que tuvo que afrontar Daniel Scioli al asumir la gobernación de la Provincia de Buenos Aires, fue la situación en el Registro de la Propiedad Inmueble. Los trabajadores de la entidad, habían decidido poner un alto al desempeño de sus funciones, en los primeros días del mes de Diciembre de 2007, debido a un conflicto cuyos dos puntos centrales eran: la regularización salarial y la reglamentación de la ley que crea la Agencia de Recaudacion de la Provincia de Buenos Aires (ARBA).
En este contexto y cuando sólo faltaban días para el final del año, el flamante Gobernador de la Provincia decidió colocar al frente del Registro de la Propiedad Inmueble al Dr. Julio Arturo Pángaro, quien fuera dos veces Intendente de esta ciudad. El funcionario, ya había estado al frente del organismo en el 2001 y tal vez, sea la experiencia de haber afrontando un conflicto de características similares, en lo atinente a la cuestión salarial, lo que haya sido decisivo para su nombramiento.
El reclamo a resolver ahora, es la Ley 13.677 que da origen a la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires; entidad que estará a cargo del polémico y famoso recaudador Santiago Montoya, pesadilla de los principales evasores de la Provincia de Buenos Aires.
Esta agencia, que según dicen los gremios, intenta emular el sistema que Abad implementa en la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) a nivel nacional, permitirá el cruzamiento de datos entre organismos públicos. Algo que parece no convenirle a nadie que no desee ser detectado o evaluado en su patrimonio inmueble. Los cuatro organismos públicos que tienen algún tipo de vinculación en lo que respecta al patrimonio estarían interconectados a través de la Agencia Recaudadora lo cual permitiría a Santiago Montoya un acecho más dinámico y preciso a la hora de continuar su cacería de los grandes evasores impositivos.

Publicidad

El conflicto
El eje del conflicto se basa en dos artículos de la mencionada ley. Según los trabajadores agrupados en ATE, UPCN, AERI y Autoconvocados, la norma dejará al organismo sin su autonomía. El Artículo Nº 2 de la Ley 13.677 establece que, si bien la Dirección Provincial del Registro de la Propiedad continuará dependiendo del Ministerio de Economía de la Provincia, deberá suministrar toda la información que la Agencia Recaudadora requiera poniendo a su entera disposición la base de datos de la cual la Dirección Provincial dispone. Esto es visto por los trabajadores como una dependencia implícita, en la práctica; lo que no termina de quedar del todo claro es donde radica la problemática de la dependencia ya que el reclamo de los trabajadores pareciera ser más en favor de los grandes evasores que en contra de la supuesta dependencia de la Agencia Recaudadora por parte del Registro de la Propiedad.
El segundo artículo en conflicto es el Nº 24 cuyo contenido es más difuso pero sin duda muchísimo más polémico. El mencionado artículo dice: “Las competencias y funciones atribuidas al Ministerio de Economía por la ley Nº 10.295, serán ejercidas en forma conjunta por el MINISTRO DE ECONOMIA y el Director Ejecutivo de la AGENCIA DE RECAUDACIÓN.” La ley mencionada en el artículo que data del año 1985, establece que el Ministro de Economía es el único encargado de velar por el desarrollo institucional y técnico de la Dirección Provincial del Registro de la Propiedad y que sólo ese Ministerio, establece cómo disponer de las bases de datos del Registro de la Propiedad y los fondos recaudados por las tasas que el organismo cobra para la realización de diferentes trámites. En suma, la reglamentación y aplicación de la ley 13.677 y la consecuente creación de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, le daría a su Director Ejecutivo -Santiago Montoya- una ingerencia determinante sobre el Registro de la Propiedad.

La articulación
El Dr. Julio Pángaro participó de una reunión junto a los ministros de economía y trabajo de la Provincia de Buenos Aires y con los delegados de las principales entidades que agrupan a los trabajadores en conflicto. En ese encuentro, se firmó un acta donde acordaron que los trabajadores participarían activamente en la reglamentación de la polémica ley y que se reveería por parte del Estado, los artículos en disputa. En haras de evitar lo sucedido el 19 de Diciembre del pasado año, cuando el acuerdo firmado por los trabajadores no fue acatado por el grupo de los “autoconvocados” que continuó con la medida de fuerza, se estableció una nueva asamblea el 3 de Enero para lograr ponerle un fin definitivo al conflicto y así, poder procesar los más de 45.000 trámites pendientes para luego abrir la mesa de entradas el pasado lunes y recibir los nuevos expedientes que, según estiman, serían más de 100.000.

Maniobras riesgosas
La mañana del Jueves 3 de Enero la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires promulgó una ley que faculta al Poder Ejecutivo a suspender los plazos legales de 45 días en los trámites de escrituración para así evitar que el Estado deba afrontar innumerables juicios por incumplimientos en los plazos. Por otra parte el dos veces ex-intendente de San Pedro decidió no convocar a todas las partes en conflicto a la asamblea que tuvo lugar ese mismo día, con lo cual la reunión sólo se produjo con la gente de ATE. Esta actitud, considerada por Carlos Leavi – subdelegado de ATE en esa delegación- como una “actitud antisindical”, corrió de la mesa de diálogo a las agrupaciones de trabajadores que dependen del Ministerio de Economía con la excusa de que el conflicto estaba encarrilado. Este movimiento claramente político deja en claro la capacidad articuladora de Julio Pángaro y el amplio poder que el Gobernador Daniel Scioli le otorgó para que logré hacer “lo que más le gusta”: maniobrar en medio del pantano y sacar el auto a la ruta, aunque en el camino queden huellones. Scioli quiere mostrar en este primer conflicto que sus dolores de cabeza, puede disminuir con una buena dosis de “vino Pángaro”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias