16.9 C
San Pedro
sábado, octubre 16, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

El mundo a los pies de Silvio Velo

La selección Argentina de fútbol para ciegos se consagró Campeona del Mundo por segunda vez consecutiva tras derrotar en la final a Brasil por 1 a 0. “Los Murciélagos” fueron apoyados por 2.500 personas que desbordaron las tribunas del CENARD. El sampedrino Silvio Velo, no solo fue elegido como el mejor jugador del mundo, sino que también es uno de los más grandes en la historia del deporte de la ciudad. Fue el autor del único gol que le dio la victoria ante Brasil.

 

Pasaron muchos años y pasarán unos cuantos más, para que un sampedrino logre igualar lo que alcanzó Silvio Velo. Dos títulos mundiales seguidos, ser elegido como el mejor jugador del mundo y poder arrancar miles de lágrimas desde los cuatro costados, porque si hay algo que tiene de excepcional el fútbol para ciegos es que guarda el respeto y la ovación para vencedores y vencidos.
En realidad se trata de un numeroso grupo de baluartes que le ganaron a la vida, tapándole la boca a más de uno, demostrando que se puede ser feliz de muchas maneras y hacer felices a miles de argentinos que siguieron paso a paso lo que ocurrió en el patinódromo del CENARD.
La historia del fútbol para ciegos en nuestro país comenzó a escribirse en el año ’98 cuando jugaron su primer torneo internacional. Durante muchos años pasaron desapercibidos, pero en base a logros y el sacrificio diario de cada uno de los jugadores fueron creciendo. El Mundial ganado en Brasil hace cuatro años atrás fue el trampolín que les faltaba y allí nacieron “Los Murciélagos”, apodo que el propio Silvio Velo le puso al equipo para no ser menos que Los Pumas o Las Leonas, por ejemplo, y vaya si estuvo acertado… “Los Murciélagos” ya lograron dos títulos mundiales, es más, es el único deporte en equipo que logró un título mundial para nuestro país en el año.
Silvio Velo y “Los Murciélagos” emocionaron y seguirán haciéndolo, porque se lo merecen, porque son un ejemplo de vida y porque en las 2.500 almas que colmaron el estadio de Núñez se reflejó el merecido reconocimiento y que estos diez o quince jugadores amateur alcanzaron muchos más que otros profesionales que cuentan con mayor apoyo a pesar de los constantes fracasos.

Publicidad

La gran final
“Los Murciélagos” culminaron su participación en el Campeonato Mundial en forma invicta; jugaron en buen nivel y mostraron junto con Brasil una notable evolución con respecto al mundial anterior.
De la mano de su goleador Joao, Brasil acorraló al combinado nacional contra su arco y marcó bien a Velo y a Rodríguez. Implementó un despliegue físico por todos los rincones de la cancha y contó con algunas situaciones que bien podrían haber torcido la historia. Argentina dependió de las apariciones del arquero Darío Lencina y de la firmeza que mostraron en el fondo Oscar Moreno y Diego Cerega, aunque también estaba claro que esa era la estrategia del técnico Vilariño, apostando al contragolpe y a los espacios que se podían generar.
Recién en el complemento apareció el equipo nacional. Se soltaron Velo y Rodríguez y la historia fue otra; Moreno y Cerega en el fondo resultaron impasables y el goleador sampedrino se descolgó con una apilada fenomenal para definir cruzado con tres dedos al ángulo más lejano del arquero Fabio. Fue el momento más emocionante donde explotó de alegría en el CENARD y provocó la desazón brasilera.
En esta final, “Los Murciélagos” acabaron con el invicto del seleccionado brasilero ya que cada vez que fue eliminado sucedió a través de los penales. Ahora, Argentina y Brasil están 2 a 2 en campeonatos mundiales ganados.
El camino de Argentina hacia el título arrancó con el empate con España 1-1 y después venció sucesivamente a Corea 5-0 e Inglaterra 2-0. En semifinales le ganó a Paraguay por 3-1 con dos goles de Silvio Velo remontando un 0-1 en contra. Paraguay se quedó con el tercer puesto luego de vencer a España por 2 a 1.

Encuentro cumbre
Finalmente, las principales autoridades de la nación se acordaron de “Los Murciélagos”. Durante el mediodía del lunes la selección fue recibida en el Salón de los Escudos de la Casa Rosada por el presidente de la nación Néstor Kirchner, el ministro del Interior Aníbal Fernández, y el jefe de Gabinete Alberto Fernández. El presidente aseguró que era un «tremendo honor» recibir al equipo campeón del mundo. Que sentía un «profundo orgullo» por la victoria del seleccionado argentino. Destacó «la gran victoria que han logrado» y prometió jugar algún partido «por un asado»
Silvio Velo fue el más requerido de “Los Murciélagos” y entregó a las autoridades varias pelotas autografiadas.
A la mañana siguiente de la consagración, Velo visitó varios canales de TV y estudios de radio. En San Pedro, si bien no tuvo un recibimiento como muchos lo hubieran deseado, participó de varios acontecimientos populares y allí sí fue agasajado y homenajeado. En la noche del sábado participó de la entrega del premio “Albirrojo” y de la despedida de año del Club Independiente de San Pedro; al día siguiente fue reconocido por el municipio en el cierre de la fiesta Viva el Río. En todos estos acontecimientos, Silvio Velo, recibió al cariño de la gente que muy emocionada y de pie aplaudió hasta el cansancio al deportista más importante que dio el deporte sampedrino.

Sus historias
Vecinos, amigos, periodistas y familiares, dejaron sus relatos sobre las experiencias vividas desde su niñez.
“Desde chico jugó a la pelota con nosotros, sus amigos del barrio… y lo hacía mejor que muchos de nosotros”. (Beto).
“Jugábamos sobre el techo de una capilla que había cerca de su casa, hasta que un día pisó sobre una ventana, pasó de largo y se salvó agarrándose de una reja”. (Marcelo).
“En carnaval salíamos a inflar globos con los pibes en las canillas de los vecinos, pero cuando salían a retarnos siempre me agarraban a mí”. (Silvio Velo).
“Ustedes son unos haraganes… como pueden ver y escuchar no desarrollan bien todos los sentidos, y es por eso que no pueden jugar al fútbol con los ojos tapados”. (Silvio Velo).
“Me quería morir, estuvo en mi programa y en un momento lo invité a ver la presentación de un video, ¡Qué papelón!”. (Sergio Goycochea).
“Lo que lograron estos pibes es algo sensacional, todavía no puedo entender cómo lo hacen”. (Alejandro Fantino). Quien además fue desafiado por Velo a “pescar mojarritas con la mano”.

Un camino lleno de éxitos
1998- Subcampeón Mundial Brasil.
2000- Subcampeón Mundial España.
2002- Campeón Mundial Brasil 2002.
2004- Subcampeón 2º Copa IBSA – Buenos Aires 2004.
2004- Medalla de Plata en los Juegos Paralímpicos Atenas 2004.
2005- Campeón Copa América 2005 San Pablo, Brasil (IV Panamericanos de Deportes para Ciegos San Pablo).
2006- Campeón Mundial en Argentina

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias