27.5 C
San Pedro
jueves, enero 28, 2021

El Club Viejo de Náutico cumplió 110 años: una postal de San Pedro que nació como “chalet” y luce en el Paraná

Se inauguró el 11 de diciembre de 1910 durante el mandato del comodoro Parborell. Los planos los confeccionó el ingeniero Alberto Taiana y para su construcción, que costó 10 mil pesos, el club recibió ayuda del Gobierno nacional cuyo presidente era José Figueroa Alcorta.

Publicidad

 

El Club Viejo de Náutico es uno de los lugares más emblemáticos de San Pedro. Basta con buscar imágenes “típicas” de la ciudad para notar que es un atractivo turístico el cual disfrutan los socios del club aunque, también, quienes no lo son porque se utilizó para un sinfín de eventos, recibió a importantes personalidades y se aprecia desde casi toda la barranca.

Publicidad

Ubicado en el centro de la dársena del Celeste, el 11 de diciembre cumplió 110 años desde su inauguración en 1910. Aunque no es el mismo de antes, se le nota el paso del tiempo y de un sinfín de inundaciones que en ocasiones lo dejaron bajo agua por completo, sigue en pie y luce.

La entidad, motivo del aniversario, compartió una filmación de 2010 cuando en los Paulinos se armó un escenario con el Club Viejo de fondo y el saxofonista Oscar Kreimer interpretó el “feliz cumpleaños” al cumplirse un siglo desde su construcción.

En el sitio web de la entidad, Jordan Cucit, histórico socio y exconcejal que construyó la historia de Náutico con material e información que recolectó, relató cómo fue la construcción y presentación del Club Viejo tal reflejaron ediciones del diario El Independiente de esa época.

Los planos fueron donados por el ingeniero Alberto Taiana a la Comisión Directiva que comandaba el comodoro Parborell. La obra del “chalet de madera” se hizo por licitación y costó 10 mil pesos. Del total, el Gobierno nacional que presidía José Figueroa Alcorta (meses después lo reemplazó Roque Sáenz Peña) donó el 30 % avalado por el Congreso.

El Club Viejo en sus primeros años. Foto: Facebook Amigos del Club Viejo.

El salón para “recepciones” se planificó y obró de 7 metros de ancho por 18 de largo con una secretaría, cuatro baños. Para la época, fue un edificio moderno y se inauguró oficialmente hace 110 años con un almuerzo cuyo cubierto costó 10 pesos.

El Club Viejo ya no se usa para convocatorias masivas, pero sí para ocasiones especiales. En él se resume la historia de la institución deportiva más antigua de la ciudad fundada en 1907 y tiene un valor simbólico difícil de dimensionar al punto de que niños, adolescentes, jóvenes, adultos y abuelos se deslumbran por igual ante su vista.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias