18.7 C
San Pedro
lunes, marzo 8, 2021

El Capitán Desobediente habló y está cada vez más complicado

Miguel Ángel Geréz enfrenta una causa penal y un sumario administrativo por resistirse a un operativo de tránsito. Tras las publicaciones de los medios, salió a hablar para “aclarar” la situación. No pidió permiso, dijo que la policía acostumbra a “armar causas” y que sabe muchas cosas que no denunció. En Asuntos Internos sostienen que mantener su condición de policía se le pondrá cuesta arriba.

Publicidad

 

Tapa de La Opinión la semana pasada, el “Capitán Desobediencia” Miguel Ángel Geréz no paró de “meter la pata” y Asuntos Internos suma puntos en su contra en el sumario administrativo que instruye sobre su actuación cuando iba uniformado y sin casco en una moto con su hija, que se fugó del operativo de tránsito que los detuvo.

Publicidad

Sobre Geréz pesa una causa penal por el delito de desobediencia a la autoridad, penado con quince días a un año de arresto, que lleva adelante la Fiscalía N° 7.

Todo ello en virtud de que, según testimonios aportados por los inspectores de tránsito y los efectivos policiales que participaban del operativo en el que se vio involucrado, el Capitán de la Bonaerense hizo caso omiso a las órdenes impartidas.

La semana pasada, tras la publicación de este y otros medios, Geréz decidió hablar. Reconoció que iba en moto como acompañante de su hija, que iba uniformado y sin casco, al igual que ella, y que ambos se detuvieron antes del control para evitar la infracción de tránsito.

Aclaró que su hija no es menor de edad y que lo llevaba a bordo.

“Usted sabe Lilí, como es la policía”, le dijo a la Directora de este semanario para repetir lo que ya había dicho en otras entrevistas que brindó: “Me armaron esta causa. Para la policía es muy fácil armar una causa”.

“No soy un corrupto, no soy un delincuente, esto es una falta de respeto, una vergüenza”, sostuvo. Contó que cuando su hija se fue del lugar para que los inspectores no le saquen la moto –porque, tal como reconoció Geréz, no tenía la documentación encima–, salió caminando por calle Saavedra en dirección a su domicilio frente a la Clínica San Pedro. Dijo que dos efectivos policiales lo siguieron y que le pidieron quese identificara. “Esto tiene el agravamen (SIC) de que me pidieron identificación y eso no se puede”, indicó.

Geréz habló con los medios sin pedir permiso a sus superiores; acusó al Jefe Distrital Fabián Gallo de “armarle una causa” y dijo que eso es habitual en la fuerza de la que forma parte; trató de mentirosos a los inspectores y policías que testificaron en su contra; dijo que en los operativos nunca detienen a los delincuentes y que “todo el mundo”, incluido él, saben quiénes son.

En Asuntos Internos tomaron nota de todo ello. Por eso quienes vieron el expediente aseguran que está cada vez más cerca de “peder la dopa”.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias