36.6 C
San Pedro
miércoles, enero 20, 2021

El barrio Villa Igoillo, acorralado por la inseguridad

Es uno de los sectores más tradicionales de la ciudad pero cada tanto recrudece este tipo de problemáticas. En las últimas semanas se produjeron robos de todo tipo y hasta una golpiza.

Publicidad

 

Una secuencia de ilícitos cometidos en las últimas semanas ha colocado, otra vez, al barrio Villa Igoillo entre los sectores más castigados por la inseguridad. Toda modalidad delictiva sirve para que los vecinos de esa popular barriada vivan atemorizados y expectantes de que nada les vaya a suceder.

Publicidad

Existen los casos que han tenido repercusión pública pero aseguran que son muchos más los que se producen a diario y que por allí no tienen la misma trascendencia.

De los hechos que han tenido que soportar en el barrio sobresale el robo al club Villa Igoillo, de donde se llevaron una freidora eléctrica, una motoguadaña, dos juegos de pecheras, 15 pelotas y dos tanques de agua de alrededor de mil litros que pertenecían al riego de la cancha. Todo aconteció tras realizar un boquete de importantes dimensiones en una de las paredes de la parrilla.

Días después la Policía allanó dos domicilios cercanos al predio y logró recuperar algunas de las pertenencias pero lo más importante que era el material para los chicos no fue hallado. La Fiscalía de turno no dispuso ninguna medida para con los responsables del hecho.

A los pocos días Juan Manuel Chaves denunció que fue atacado por un grupo de entre cinco y seis jóvenes que lo sorprendieron cuando se dirigía en bicicleta a cruzar el paso a nivel de la escuela 10, sobre la calle Basabilbaso.

El hombre escuchó un silbido y al darse vuelta recibió un fuerte impacto en la cabeza que lo desestabilizó y lo hizo caer al piso, allí fue agredido cobardemente con golpes de todo tipo hasta que logró liberarse y ser auxiliado por unos vecinos.

Posteriormente, fue el turno de una despensa ubicada sobre la calle Molina al 500 donde un grupo compuesto por tres delincuentes ingresó durante la madrugada y prácticamente vació el comercio. Las cámaras de seguridad de un vecino reportaron que los autores del hecho forzaron una puerta para ingresar al local, se llevaron dinero en efectivo, cajas de fernet, vinos de todo tipo, cervezas, vodka, jugo, bebida energizante, cigarrillos y fiambres.

Las sospechas apuntan a un grupo de jóvenes que habitan en un sector cercano a las vías y que se juntan de noche en la propia cancha de fútbol o en el sector norte de la estación de trenes amparados por la oscuridad, desde allí para sorprender a los desamparos vecinos que pasan por el lugar.

Las víctimas esperan que se tomen medidas de una vez por todas, que la Justicia actúe con la firmeza necesaria para que la situación no empeore y el barrio recobre la tranquilidad que supo tener.  

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias