26.1 C
San Pedro
domingo, enero 23, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

El bar El Gauchito está clausurado desde el asesinato de Cristian Roldán en 2019 y nunca tramitó la habilitación

El local fue escenario de una pelea en la que apuñalaron a un joven y le rompieron un botellazo a otro al que luego también atacaron con un arma blanca en la calle. El bar había sido clausurado por carecer de habilitación en noviembre de 2019. Por no respetar las medidas sanitarias lo clausuraron tres veces, la última en julio pasado. Sin embargo, sigue funcionando.

 

El domingo por la madrugada apuñalaron a dos jóvenes tras una pelea que se desató en el interior del bar El Gauchito, propiedad de César “Chino” Villarruel, ubicado en Juan Ismael Giménez casi Bajada de Chaves.

Publicidad

El local carece de habilitación desde que lo clausuraron en 2019, cuando asesinaron a Cristian Roldán tras un conflicto que se desató dentro del lugar. Sin embargo, estaba abierto y funcionando.

Jonatan Serra, de 26 años, recibió una herida de arma blanca que le provocó evisceración. Fue dentro del propio bar, donde a Alexis Miranda, de 20, le rompieron una botella en la cabeza y perdió la visión de un ojo.

Según relató la madre de Miranda luego de dialogar con su hijo sobre el episodio, el propio Villarruel y personal de seguridad del local sacaron del lugar a los participantes de la pelea. Afuera, a Alexis lo apuñalaron en el piso, por la espalda.

El bar El Gauchito no podría haber estado abierto. En noviembre de 2019 lo clausuraron luego del crimen de Cristian Roldán, en un episodio similar al de este fin de semana.

Lo clausuraron porque carecía de habilitación municipal. El Tribunal de Faltas tomó intervención y dictó sentencia de clausura hasta tanto proceda a cumplir con los requisitos para habilitar. Uno de ellos era quitar la construcción que tiene en la vereda, es decir sobre la línea municipal.

Nunca habilitó. Durante la pandemia, hubo denuncias de vecinos que aseguraban que había bailes los fines de semana. En julio pasado, fue clausurado otra vez por la Policía y la Dirección de Tránsito. Se lo infraccionó por violar la clausura vigente.

Fue en medio de la segunda ola. Había 60 personas en el interior sin respetar ninguna de las medidas sanitarias impuestas. Ese día, el titular escapó por la barranca.

Fue la tercera infracción por no respetar la cuarentena. En junio de 2020 desbarataron una fiesta clandestina con un grupo de personas que celebraba un cumpleaños dentro del bar clausurado.

En octubre pasado, dos jóvenes fueron trasladados al Hospital tras ser heridos luego de una pelea que comenzó en el bar. Uno de ellos, de 26 años, recibió siete puntazos; el otro, de 19, un fuerte golpe en la cabeza que obligó a hospitalizarlo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias