11.8 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

El ANSES elige local para el nuevo call center

Un nuevo local construido sobre calle Mitre, el salón del ex BID y el actual edificio que ocupan, son las alternativas que maneja el ANSES para trasladar la oficina actual e instalar en San Pedro un centro de atención telefónica regional. Después de una licitación pública que está siendo evaluada se tomará la decisión.

Publicidad

 

Las posibilidades de que se instale un call-center del ANSES en San Pedro son muy altas a partir de recientes decisiones tomadas por la conducción del organismo en el que desempeña un importante papel, el sampedrino Daniel Monfasani.
Desde hace meses se especula con la apertura de un centro de información telefónica nacional en nuestra zona para descongestionar el servicio que se brinda desde otras centrales distribuidas en el país. Este tipo de emprendimientos son muy importantes ya que permiten tomar mano de obra y darles la primera oportunidad laboral a jóvenes estudiantes. En este caso, esta opción sería valiosa para jóvenes sampedrinos que a veces consiguen estos empleos en otras ciudades.
La decisión de instalar un call-center (tal el nombre más difundido) se tomará a través de una comisión evaluadora que tiene otras alternativas. Más allá de eso, lo que sí está resuelto es la mudanza de la Unidad de Atención hacia otro local más amplio para tener mayor comodidad.
Con los dos objetivos, el de habilitar un local de atención al público más amplio y el de contar con un centro de atención telefónica, el ANSES realizó una licitación pública en la que participaron tres oferentes.
El propietario del local actual, el propietario de la esquina del ex BID y el propietario del flamante local construido en calle Mitre a pocos metros de calle Caseros.
Según trascendió los valores oscilan entre 5 y 7 mil pesos mensuales (para los dos locales más importantes) pero si sólo decidieran mudarse para ampliar el servicio que hoy se presta podrían hacerse contratos por menos valor.
Consultado sobre las posibilidades de que esto suceda, Daniel Monfasani (alejado de la contienda política, al menos en la superficie) comentó que existen grandes expectativas para que el call center se abra en San Pedro lo cual significaría además a título personal un logro muy importante. La definición del ANSES llegará en el mes de Octubre porque en el transcurso de lo que resta del año el nuevo espacio debería estar funcionando.

Publicidad

Se amplió la base de beneficiarios
Hace pocos días se anunció una noticia que marca un reflejo importante del gobierno nacional a favor de los asalariados, profesionales o con responsabilidades importantes que por tener sueldos superiores a los mínimos vigentes, han ido quedando relegados en las recomposiciones.
A partir del pago de los sueldos de septiembre, las asignaciones familiares se pagarán a los trabajadores que ganen menos de 2.600 pesos (sueldo bruto), mientras que el tope actual para cobrarlas es de 2.025 pesos. La medida también alcanza a jubilados y empleados de la administración pública nacional. Por otra parte, ANSES aclara que los montos de los beneficios se mantienen sin cambios.
Desde septiembre, los trabajadores que cobran un salario entre $ 100 y $ 2.600 y que reúnan los requisitos correspondientes, podrán cobrar las asignaciones familiares mensuales por hijo y prenatal, las extraordinarias como matrimonio, nacimiento y adopción y la de pago anual como ayuda escolar. La asignación por hijo con discapacidad, la Ayuda Escolar para el hijo con discapacidad y la asignación por maternidad no tienen ningún tope.
La medida beneficia a 1,7 millón de trabajadores, beneficiarios del seguro por desempleo y de la Ley de Riegos del Trabajo, así como a 140 mil jubilados que perciben salarios familiares, por un total de 3,3 millones de hijos menores de 18 años.
El salario familiar por hijo ahora será de $ 60 para los que ganan entre $ 100 y $ 1.199,99. Los que ganen entre $ 1.200 y $ 1.799,99 cobrarán $ 45 y los que ganen entre $ 1.800 y $ 2.599,99 percibirán por hijo la suma de $ 30. Los salarios superiores a 2.600 pesos no tienen derecho al salario familiar, salvo en ciertas regiones consideradas zona desfavorable donde el tope se extiende hasta 2.999,99 pesos para acceder al cobro.
Con este cambio en las escalas y en el tope salarial, el Gobierno estima que 41.631 trabajadores más pasarían a cobrar las Asignaciones Familiares y otros 800.000 trabajadores —por el equivalente a 1.755.340 hijos— cobrarán un aumento por el cambio en las escalas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias