3.1 C
San Pedro
martes, mayo 11, 2021

Después de la piña, el Torneo de Verano cerró con fiesta

El viernes, durante las semifinales en la cancha de Pescadores, el ayudante de campo de la 2012 de Villa Igoillo Ezequiel Ramos golpeó en su cara al árbitro Alberto Ortega porque cobró un penal a favor de Mitre y manchó la jornada del certamen estival que también incluyó a las categorías 2010 y 2008 y concluyó un día después en el mismo campo de juego con alegría y vueltas olímpicas en conjunto.

Publicidad

 

El Torneo de Verano que organizó la Liga Infantil (LDI) para las categorías 2008, 2010 y 2012 se cerró con dos caras totalmente opuestas: violencia por un lado y fiesta por otro.

Publicidad

Primero, el protagonismo se lo robó la violencia. El viernes por la noche, por acción de un irresponsable, el certamen tuvo su página negra durante las semifinales que se desarrollaron en la cancha de Pescadores ante un gran marco de público, muchos de ellos niños, que soportaron la inexplicable y condenable situación.

En el quinto turno de la jornada, Villa Igoillo enfrentó a Mitre en 2012, división que ingresó en 2019 a la asociación y afrontó su primer campeonato oficial. En el segundo tiempo el cotejo estaba empatado 1 a 1 cuando el árbitro Alberto Ortega sancionó un penal para el Rojo por considerar que un jugador rival tocó el balón con la mano dentro del área. Luego de que un deportista del elenco dirigido por Matías Basante y Andrés Maneiro convirtiera el gol, el ayudante de campo del club negro y naranja identificado como Ezequiel Ramos reclamó aireadamente e insultó al árbitro quien lo expulsó y, acto seguido, recibió de él una piña en la cara que lo tiró al piso.

La situación se descontroló por algunos minutos y el cotejo se suspendió con victoria para Mitre. Incluso, el último duelo de la noche entre Paraná y Central Córdoba en 2008 se desarrolló por la gran predisposición que mostraron el resto de los árbitros y la colaboración de Eduardo Pérez quien estaba en la tribuna observando los partidos, contó a La Opinión el presidente de la LDI, Eduardo Oilher, quien se mostró molesto y dolido por el hecho.

Por el golpe, a Ortega, de 32 años, se le hinchó uno de los pómulos y fue asistido en el Hospital Emilio Ruffa donde se constató que presentó lesiones leves. Posteriormente, realizó la denuncia en la comisaría y la Fiscalía caratuló el caso como “lesiones”.

El hecho fue informado por el propio juez en la planilla de juego y será analizado por el Tribunal de Penas de la LDI que sancionará a Ramos por su infortuito accionar contra la humanidad del referí ante la mirada de chicos que no superan los siete años.

Tras el sinsabor,  el sábado el Torneo de Verano concluyó como los niños merecían: todos, sin importar el resultado, festejaron en conjunto en la cancha de Pescadores con papeles, bengalas y espuma ante, otra vez, el gran marco de público que los acompañó.

En la división mayor el campeón fue Sportivo que en la definición derrotó a Paraná. Previamente, Central Córdoba se impuso a General San Martín en el clásico y se quedó con el tercer puesto. Los cuatro equipos, además de recibir sus respectivos trofeos, se ganaron un viaje al Parque de la Costa.

En 2010 el Albirrojo y el elenco de Pérez Millán empataron sin tantos y, por decisión de los entrenadores, ambos dieron la vuelta olímpica en conjunto. En el cotejo por el último lugar del podio, la situación se repitió con el Lobo y Agricultores.

Por último, en la menor categoría Mitre superó a Atlético Baradero y logró el primer lugar. Tercero quedaron Villa Igoillo y General San Martín que no se sacaron ventajas y decidieron no ejecutar penales.

El próximo objetivo de la institución que preside Oilher será la segunda edición del Provincial que se extenderá entre el 17 y 24 de febrero y será para las divisiones 2009 y 2011.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias