20.1 C
San Pedro
domingo, diciembre 5, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Desgarrador testimonio de la madre de la niña abusada por su padrastro

La pequeña tiene 6 años y vive con su madre y su abuela paterna. La mujer decidió abandonar su casa por temor luego de sorprender en plena acción a su pareja cuando intentaba abusar de la menor dentro de su habitación. Médicos comprobaron que víctima fue sometida en reiteradas oportunidades, con anterioridad a este hecho, y el padrastro fue detenido por orden del Fiscal Marcelo Manso. Su madre contó la historia a La Opinión.

 

La ciudad no logra salir de la consternación por la muerte de la pequeña Tiara Lozano de apenas un año y medio, asesinada a golpes hace diez días (ver recuadro), cuando una nueva denuncia por abuso contra una niña paralizó a quienes siguen contabilizando casos de violencia familiar extrema.
Esta vez, una mujer denunció a su pareja al sorprenderlo en la cama de su hija, una nena de apenas 6 años, cuando intentaba abusar de ella. La madre de la víctima no vaciló, se fue con la menor y radicó la denuncia en la comisaría. Esa misma noche, los médicos que atendieron a la pequeña detectaron lesiones previas a este hecho, que daban cuenta de que fue vejada en ocasiones anteriores.
De inmediato, el Fiscal Marcelo Manso ordenó la aprehensión y posterior detención del padrastro de la niña, que fue interceptado en la vía pública y permanece alojado en la comisaría local, a la espera del traslado que depende del Juzgado de Garantías Nº 3, a cargo de Ricardo Pratti, por licencia de la doctora María Eugenia Maiztegui.

Publicidad

“Nadie me saca
de la cabeza lo que vi”
La madre de la menor dialogó con La Opinión y reconoció que se vio obligada a abandonar su casa luego de lo ocurrido. “Seis años hace que estoy con él, no es el padre sino el padrastro de la nena, y nunca noté nada en estos años”, aseguró la pareja del abusador de 28 años.
“Los dos trabajamos en una mensajería, en turnos diferentes, para que siempre haya alguien para cuidar a los chicos”, contó la mujer y detalló: “La madrugada del viernes él llegó de trabajar y yo estaba en casa durmiendo, lo escuché entrar pero me quedé en la cama. Al rato me levanté, no sé por qué, pero medio entredormida me levanté, y ahí lo ví en la habitación de mi hija. No estaba haciendo nada, pero estaba sacándole la ropa y acostado en la cama”.
En ese momento comenzó una discusión en la que el padrastro primero negó todo, después amenazó con incendiar la casa, asesinar a sus hijos y luego quitarse la vida si era denunciado y terminó pidiendo disculpas, e intentando explicar que no entendía lo que estaba pasando, lo que le pasó en ese momento y asegurando que esa no era su manera “de ser”. Su madre creyó “salvar” a su hija, creyó evitar el abuso, hasta que recibió las peores noticias. Luego de radicar la denuncia, lo médicos que atendieron a la menor –que está con tratamiento psicológico por la intervención del Servicio Local– confirmaron lesiones previas, lo que reveló que la pequeña fue abusada varias veces, antes de esa noche. El resto de los hijos de la mujer, cuatro varones de 12, 10, 3 años y el más chico de apenas 7 meses, no han sido considerados como víctimas pese a componer el mismo grupo familiar.
“Después de que pasó esto, atando cabos, incluso cosas pequeñas a las que no veía de esa manera, me doy cuenta de todo”, confesó la mujer que no sale de su angustia y explicó: “La nena era tímida, siempre quería dormir en la casa de la amiga y nunca quería dormir en casa, siempre pensamos que era porque al ser todos varones, no tenía con quien jugar, y quería estar con su amiguita, pero ahora me doy cuenta de que lo que no quería, era estar en la casa”.
Fue el sábado a la noche, cuando la pequeña estalló en llanto, y entendiendo que ya no corría peligro, contó todo a su madre: “Me dijo desde hace cuánto y cómo pasaba todo esto”.

Caso Tiara, declararon los médicos
Diez días pasaron de la trágica noche en la que Tiara Lozano, de apenas un año y cuatro meses de vida, ingresó sin vida al hospital salvajemente golpeada.
Luego de la detención del padrastro de la menor, Mariano “el Pulguita” Casas, y las declaraciones testimoniales de los familiares paternos y maternos de Tiara, ahora es el turno de los profesionales que atendieron a la niña. Durante toda la semana, el propio Manso indagó a los profesionales que atendieron a Tiara esa noche y a aquellos que la vieron en los reiterados ingresos al Hospital, previos a su muerte. Mientras, Casas sigue alojado en la Unidad Penal de Junín a donde fue trasladado luego de permanecer varios días en la Comisaría Segunda de Somisa, en San Nicolás, donde volvió a negarse a declarar.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias