4.5 C
San Pedro
lunes, julio 26, 2021
spot_img

Denuncian a una “barrita” del barrio San José

Varios vecinos firman una carta pidiendo seguridad. Dicen que no tienen paz desde que un grupo de chicos se juntan en una casa abandonada durante la noche, en Nieto de Torres y Combate de Obligado. Algunos de ellos también usurparon otra vivienda a unas cuadras. El sábado un minimercado del barrio fue asaltado y la policía detuvo al responsable que también sería habitué de estas reuniones nocturnas.

Publicidad

 

El año pasado un grupo de delincuentes puso en jaque a un barrio céntrico, en Alvear al 400, después de usurpar una vivienda deshabitada. Los propios vecinos, alarmados y desesperados, pidieron protección y después de idas y venidas lograron que intervengan las autoridades.
El mismo objetivo persiguen ahora otro grupo de habitantes de un sector de la ciudad que está siendo golpeado desde hace largo tiempo por los delitos y abusos de una “barrita” de jóvenes que tomaron una esquina como centro de operaciones.
La esquina es la de Combate de Obligado y Nieto de Torres. Allí, dicen los vecinos, hay una casa que está deshabitada porque sus dueños –un matrimonio de ancianos- falleció hace un tiempo. Sus hijos la alquilaron anteriormente pero desde que los inquilinos se fueron, el lugar se convirtió durante las noches en el centro de reunión de “una gran cantidad de muchachotes” que beben alcohol y consumen droga, antes de decidirse a cometer otros actos más graves como robar o molestar al vecindario.
La situación se agravó en el último tiempo de tal manera que un vecino que fuera asaltado por estos mismos sujetos, decidió mudarse porque sintió que la policía ya no lo podía proteger por más que denunció lo ocurrido.
Los que todavía siguen viviendo en la cuadra, explican que si bien los integrantes de esta barrita se juntan allí sólo de noche, algunos viven en otra casa usurpada. Se trata de una vivienda ubicada a unas pocas cuadras, también sobre Nieto de Torres, que estaba deshabitada desde hacía algún tiempo, aunque en este caso se desconoce quién es el propietario.
Más de una docena de vecinos, firmaron una carta que enviaron a los medios de comunicación y en la que explican cómo se vive en el barrio San José. Por ahora, no solicitaron audiencia con alguna autoridad municipal ni policial porque explican que “la policía sabe muy bien lo que pasa” y otros antecedentes en diferentes barrios ofrecen pocas esperanzas de que el pedido de ayuda al municipio produzca algún efecto.
Simplemente, esperan que quienes tienen la función y deber de ayudarles se hagan eco y entonces les puedan ofrecer “un poco de paz y tranquilidad” que por ahora perdieron.

Publicidad

Detenido con un arma
El sábado a las 20,30 horas la policía detuvo a Luis Merlo de 22 años en el sector de barrancas frente a la Escuela Nº 11. El chico tenía en su poder un revólver calibre 22 largo con una vaina servida y varios proyectiles intactos que se cree fue el arma utilizada en un robo ocurrido el mismo día en el minimercado San José, ubicado en Nieto de Torres 602, a una cuadra de la casa que los vecinos denuncian como un bunker de delincuentes.
Este robo fue perpetrado por dos jóvenes, y si bien todavía no se detuvo al segundo autor estaría identificado como otro de los habitué de esa esquina, conocido por sus frondosos antecedentes. Los dos habían entrado al minimercado de Pedro Daniel Gándara de 58 años y después de apuntar a una cajera le sustrajeron $ 50.
La detención de Merlo, provocó además esa noche la reacción de su hermano de 19 años que en ese momento lo acompañaba y trató de impedir que la policía lo traslade. No sólo no pudo evitarlo sino que él también fue llevado a la Comisaría y se le labró un acta por resistencia a la autoridad. Ahora, la tarea policial es dar con el otro responsable y teniendo en cuenta lo que los vecinos comentan no será difícil encontrarlo siempre y cuando no haya pasado demasiado tiempo para buscarlo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias