12.3 C
San Pedro
sábado, julio 24, 2021
spot_img

Consecuencias del olvido

Cuarenta y cinco años tuvieron que pasar para que una de las válvulas de uno de los sistemas principales de agua de la ciudad, dijera basta, se rompiera y dejara sin el servicio a toda la ciudad.

Publicidad

 

Durante la mañana del viernes, se vio una gran cantidad de agua en las calles de alrededor de Mitre al 1.900. No se trataba precisamente del líquido acumulado por la cantidad de lluvia que azotó a la ciudad, sino que el problema se originaba a la vuelta del mencionado sitio, exactamente en la zona de cañerías del denominado “Tanque Copa”, frente al Estadio Municipal. Como consecuencia, ocho de los veintidós pozos de agua que existen en la ciudad, tenían inconvenientes que afectaban los servicios domiciliarios. Es por esto, que un equipo especial se dedicó a resolver esta problemática.

Publicidad

El problema
Una vez iniciados los trabajos, se descubrió que la problemática se suscitaba en una de las válvulas principales de este lugar, la cual fue colocada hace aproximadamente unos cuarenta y cinco años, y nunca fue actualizada. “Se necesita mucha plata para un trabajo así”, dijo el Secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, el Dr. Pablo Zeme. Además, en este caso, se necesita conseguir un repuesto que por ahora no se ha obtenido. Igualmente, como consecuencia de los trabajos realizados durante el día sábado, se registraron bajas presiones en el servicio en la zona céntrica y algunos sectores de la ciudad, que fueron afectados en su totalidad.

El arreglo provisorio
Para poder brindarle un servicio de agua potable normal a los vecinos, personal del área en cuestión, trabajó hasta el día domingo en el lugar. Para ello, fue necesario el corte del sistema de distribución de agua para toda la ciudad, entre las siete y pasadas las doce del mediodía. Así, los cuatro obreros del sector de Servicios Sanitarios, realizaron un trabajo provisorio, por el cual los usuarios no van a notar ningún inconveniente mientras se efectúa el arreglo definitivo. Para ello, debieron realizar un pozo, debido a que las fosas eran demasiado pequeñas para la labor que se debió realizar.

La solución
Ahora, las tareas se enfocan en conseguir el repuesto necesario, que permita funcione todo como hasta la semana pasada. Esta situación, calculan desde el municipio, costará unos treinta y cinco mil pesos. Así mismo, para realizar la tarea definitiva deberán volver a suspender el suministro en toda la ciudad por un período similar. La obra podría llevarse a cabo esta semana.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias