17.2 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

“Comerciantes Unidos de San Pedro” se hace fuerte y fue convocado por el Centro de Comercio

Sebastián Botta, uno de los integrantes, habló en Radio Cuarentena. Explicó cuáles son los principales inconvenientes que tienen distinto comercios. También confirmó que existe la posibilidad de conformar una cámara de comercio.

Publicidad

 

Superado el día de la caravana, donde recibieron muchas críticas, y tras pasar en limpio distintas posiciones internas que era necesario para avanzar en la iniciativa, el grupo “Comerciantes Unidos de San Pedro” ya está constituido y se fortalece aún más con el paso de los días.

Publicidad

Son cada vez más los comerciantes que participan respecto al número original que se acercó ante la primera convocatoria y el objetivo es el de lograr regularidad y proponer acciones ante algunas medidas que no están claras.

Sebastián Botta, titular del comercio In Nova, dialogó en Radio Cuarentena no sólo para referirse a las crisis que la situación sanitaria provocó, sino también para explicar los alcances de la conformación de este grupo que aspira a conformarse en Cámara.

“Soy parte del grupo, no soy el representante, no es un grupo con presidente ni nada. Hablo como parte del grupo con la responsabilidad que eso amerita”, dijo el titular de Innova.

“Es un grupo de comerciantes que se formó espontáneamente ante una problemática de no saber, de no tener reglas claras, de no tener información clara porque de un día para otro no sabíamos si al otro día podíamos abrir o no, la información llegaba muy confusa por ahí”, señaló.

“Es un grupo de comerciantes que se formó espontáneamente ante una problemática de no saber, de no tener reglas claras”

Todo empezó con un grupo de WhatsApp que un comerciante armó para los de su cuadra y rápidamente se extendió: en cuestión de días alcanzaron las 300 personas y, para Botta fue “una experiencia maravillosa”.

Por ahora, dicen, son “individuos dentro de un grupo de WhatsApp”, pero están “en tratativas para tratar de armar una Cámara” y el plan es que sea “dentro del mismo Centro de Comercio”. Por eso, tras una primera reunión virtual ya planificaron otras.

“De mi parte, por lo menos, lo veo como algo que no me lo imaginé nunca. Yo digo que ante tantos golpes la esperanza empezó a abrirse, más esas cosas que te dan un poquito de ilusión y decir, bueno, la verdad que no estamos solos, estamos todos peleando por la misma”, aseguró.

 “Sé que sufrimos críticas por esa marcha que se formó de manera totalmente espontánea, eso lo quiero aclarar”, dijo en relación a la caravana, que fue tildada por algunos sectores dentro del Gobierno como “política”.

“No hubo ninguna intencionalidad política, fue una cuestión de decir, de demostrar. Estábamos desesperados. Más allá de que unos estén golpeados de una manera o de otra”, subrayó Botta.

 “El propósito principal está planteando de poder trabajar ante una posible vuelta a fase 1 y un cierre total de comercios. Demostrar desde nuestras partes que después de uno, seis u ocho meses, no sé cuántos pasaron, aprendimos que somos responsables”, destacó.

Reconoció que “puede haber excepciones” pero destacó que “la gran mayoría” de sus colegas “tiene su alcohol en el local y la entrada administrada”.

“Yo creo que mientras más tiempo hay para que la gente se maneje, la gente se desparrama más”, sostuvo en cuanto a los horarios permitidos y mayor ingreso de personas.

Sobre el planteo de comerciantes de otros rubros, Botta, señaló que es un grupo variado, están de los denominados clásicos, los gastronómicos y hasta las peluquerías.

“El peluquero pide poder trabajar con todos los protocolos, con turnos. Hay muchos peluqueros que atienden de una persona por vez, con todos los cuidados, y sacando conclusión creemos que desde nuestro lado no somos un atentado de la sociedad”, indicó.

“Nuestro sueldo es abrir la puerta a la mañana, cerrarla a la noche, entonces, tomo muy en cuenta la palabra escuchar, antes de criticar, de salir al cruce, por ahí que aprendamos a escuchar entre todos y entendernos antes de salir con los tapones de punta”, afirmó sobre las críticas que recibieron apenas se conformó el grupo de comerciantes.

Botta fue crítico en cuanto a las medidas que se podrían haber tomado y evitar llegar a esta situación: “Tuvimos un año y medio para poder plantearlo, para poder proyectar algo si ya se sabía iba a venir la segunda ola”.

“Entonces, se preguntaron: ¿Qué hacemos? ¿Esperamos la orden de allá arriba? ¿Nos quedamos sentados y hacemos lo que todos hacen?”, dijo y destacó que “muchas medidas están planteadas para Capital Federal y el AMBA y no para ciudades como las nuestras”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias