22 C
San Pedro
viernes, enero 28, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Clínica San Pedro: denuncias cruzadas, reclamo por los sueldos y cinco meses de tensión

Los nuevos dueños denunciaron a las empleados por la situación de toma del edificio, medida que tomaron en reclamo de los salarios adeudados. Las trabajadoras hablan de "vaciamiento" y revelaron que a diario llegan cartas documento de proveedores. Mientras tato, en una habitación del primer piso, la "casera" contratada por Otero sigue encerrada.

 

A casi cinco meses desde que los antiguos accionistas de la clínica San Pedro decidieron cerrar, la situación del nosocomio es de incertidumbre. Mientras los nuevos dueños aseguran, como hace tiempo, que van a reabrir para la atención, las empleadas permanecen en el edificio a la espera de que les paguen los salarios.

Publicidad

Esta semana, la situación de una mujer contratada por los nuevos accionistas para desempeñarse como “casera” y que permanece encerrada en una habitación del primer piso generó una nueva polémica entre los responsables de la clínica y los trabajadores.

Alejandro Otero, presunto titular del nuevo directorio, denunció penalmente al personal porque “el viernes los empleados tomaron la clínica y no dejaron ingresar a nadie, ni a nosotros”, informó en Radio Cuarentena.

De todas formas, hace dos meses que Otero y Castro, las caras visibles de la nueva conducción de la clínica, no asisten al edificio porque “se han hecho denuncias por maltratos”, dijo en alusión al episodio que quedó grabado y en el que se el coordinador Claudio Quiroga forcejeando con una trabajadora.

Las empleadas aseguran que la situación de la clínica es insostenible y revelaron que a diario llegan cartas documento de proveedores, al tiempo que les cortaron, teléfono, internet y gas, y que hay una importante deuda por el servicio de electricidad.

También señalan situaciones que calificaron de “persecución”, como el arribo de los nuevos dueños al domicilio de una de las trabajadoras, a las que decidieron despedir.

“Fuimos a su casa porque dio una dirección que no existía y le queríamos hacer llegar la carta de despido. Yo soy el propietario de la clínica y tengo todo el derecho de echar personal”, dijo Otero.

Por un lado, el nuevo titular de la clínica dijo que las empleadas habrían forzado cerraduras del interior de las oficinas; por el otro, las empleadas aseguran que los nuevos dueños se llevaron medicamentos y aparatos del laboratorio.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias