17.2 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Caso Lópes García: los argumentos del juez Román Parodi para recaratular la causa y excarcelar a los policías

Más allá del pedido de prisión preventiva que había efectuado el fiscal Hernán Granda, el juez recaratuló el hecho y otorgó la libertad a Rodrigo Velázquez y Emanuel González quienes están acusados de golpear al hombre de 44 años que luego falleció.

Publicidad

 

La semana pasada el juez de garantías Román Parodi tomó medidas con respecto al caso en el que se investiga la muerte de Germán Lópes García, el hombre que falleció el 28 de mayo pasado tras permanecer 27 días internado luego de haber sido golpeado por la policía durante un incidente sucedido el 2 de mayo en su casa de Fray del Pozo y Casella.

Publicidad

El juez resolvió no hacer lugar al pedido de prisión preventiva que solicitó el fiscal Hernán Granda y tuvo en cuenta los testimonios de las personas que pasaron a dar su versión y, también, lo solicitado por la defensa de los policías Rodrigo Velázquez y Emanuel González, a cargo del doctor Hugo Lima, quién desde un principio sostuvo que sus clientes no habían tenido intención de provocarle la muerte a la víctima y que el hombre de 44 años tenía otros problemas de salud de larga data.

El doctor Parodi tuvo en cuenta todo lo recolectado durante la instrucción del caso y recaratuló el hecho como “homicidio preterintencional” y no como “homicidio agravado” provocando la excarcelación de ambos funcionarios.

Parodi recaratuló el hecho como “homicidio preterintencional” y no como “homicidio agravado”

Velázquez, qué es oriundo de San Nicolás, y González, quien se domicilia en San Pedro, fueron detenidos a principios de junio por el personal de Prefectura y, tras permanecer alojados en la dependencia de la escuela de Zárate, fueron trasladados a la Unidad Penal de Junín donde estuvieron hasta que recuperaron la libertad, aunque siguen imputados en el caso y apartados de la fuerza.

La Opinión tuvo acceso a la resolución adoptada por el Juzgado de Garantías y los principales pormenores que llevaron a generar un vuelco inesperado en el caso, principalmente para la familia de la víctima que insistirá a través de la fiscalía revertir el fallo y el lunes protestó en las puertas de la comisaría.

Familiares de Lópes García frente a Comisaría. Foto: La Opinión

Uno de los testigos presenciales declaró “que en el domicilio se generó una discusión entre el dueño de la vivienda Lópes García y los efectivos policiales, los cuales, luego de ser agredido uno de ellos por el Sr. Lópes con una tijera de podar, lo comienzan a golpear”.

Otro de los declarantes manifestó: “Hubo que activar el protocolo de seguridad, porque cuando llamaron al 107 dijeron que era un conflicto familiar. Que el dueño de la casa, quien estaba apoyado en la reja del domicilio con una tijera de podar en la mano, estaba discutiendo con un policía. Que el médico trata de convencer al dueño de casa que lo deje ingresar a ver a la persona que estaba descompuesta”.

Y agregó: “Se dirigieron al primer piso del domicilio. Al llegar al primer piso ve a otro policía al que le informa que baje ya que la discusión entre el dueño de la casa y el otro personal se había tornado más fuerte. Y que el doctor atendía a la señora de la casa, la cual se encontraba en claro estado ebriedad”.

“hubo que activar el protocolo de seguridad, porque cuando llamaron al 107 dijeron que era un conflicto familiar”

Otra de las personas que prestó testimonio señaló que “vio a Germán Lópes junto a un efectivo policial en la planta baja y pudo ver que German (Lópes) dejó subir a la planta alta de su casa a un enfermero y un policía”. Dijo también que pudo ver y escuchar que el policía le recriminaba a Germán (Lópes) que había golpeado a su mujer y que este le decía que no era cierto, que se encontraban podando plantas.

“Se agacha para recoger la tijera de podar. Cuando esto sucede, de manera involuntaria golpea con la misma la cabeza del efectivo policial. Allí el policía comienza a golpear a Germán (Lópes), que le pegaba con manos y piernas. Que Germán (Lópes) quedó recostado en el piso apoyado sobre su lado izquierdo, donde seguía recibiendo golpes de ese efectivo”, agregó.

En su presentación, el Dr. Hugo Lima, se opuso a la conclusión del fiscal cuestionando la teoría planteada: “No existen pruebas que acrediten la existencia de un dolo homicida por parte de sus defendidos”.

El abogado particular de los policías resaltó las características personales de la víctima: “Se trataba de un hombre violento, con frondosos antecedentes penales y que por su conducta los médicos no se animaban a entrar, lo cual explica el uso de la fuerza en su persona. Ambos policías fueros agredidos por Lópes García con una tijera de acero, siendo uno de ellos golpeado en su rostro”.

“el policía comienza a golpear a Germán Lópes, que le pegaba con manos y piernas”

Lima agregó. “Surge de la historia clínica agregada en autos, que la víctima era una persona con serios problemas de salud, habiendo sido operado varias veces en el año 2015. Que el médico que trató a Lópes García sostuvo que un golpe para generar una consecuencia tan grave como la muerte debió haber dejado alguna huella o rastro en su cuerpo, tales como rotura de alguna costilla o hematoma, lo cual no se observó en el cuerpo de aquel. Por ello, entiende que no existe un nexo de causalidad adecuado entre los golpes que propinaron sus defendidos y la muerte de la víctima habiendo sido determinante su condición previa en el desenlace final”.

Además, sostuvo que no se encuentra probado “el dolo de matar”, que sus defendidos “no tenían motivos para darle muerte” la cual se produce 25 días después. “En conclusión, entiende que la calificación legal debe ser modificada, no habiendo existido dolo en la participación de sus defendidos, siendo correcto un preterintencional por el momento o incluso la figura de lesiones leves”, cerró.

En su resolución, el Dr. Román Parodi, decidió “hacer lugar parcialmente a la petición formulada parte del defensor particular, Dr. Hugo Lima, y modificar la calificación legal al delito de homicidio preterintencional”. A su vez, “no hacer lugar al requerimiento de conversión de la detención en prisión preventiva formulado por el Agente Fiscal, Dr. Hernán Granda, y ordenar la inmediata libertad de los policías”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias