30.6 C
San Pedro
lunes, marzo 8, 2021

Caso Gomila: tras los alegatos, el jurado ciudadano delibera si Ulises Fernández es culpable o inocente

La jornada de este jueves, segunda y última del debate oral y público por el crimen del viverista Ariel Lido Gomila, terminó pasadas las 13.00 de este jueves con los alegatos de Fiscalía y Defensa. Ahora, el jurado integrado por vecinos de la región se retiró para deliberar y dar su veredicto. Ulises Fernández es el único imputado por el caso y llegó a juicio a tres años y medio del hecho.

Publicidad

 

El juicio por el crimen del viverista Ariel Lido Gomila llegó a su etapa final: tras el desfile de testigos de miércoles y jueves, en esta segunda y última jornada, con careo entre el acusado y el principal testigo incluido, pasadas las 13.00 terminaron los alegatos de Fiscalía y Defensa.

Publicidad

El jurad ciudadano, compuesto por vecinos de la región, se retiró de la sala para deliberar y resolver su veredicto tras  haber escuchado a los más de 25 testigos que pasaron por la sala de audiencias en los Tribunales de San Nicolás.

El jurado deberá resolver si Ulises Fernández es culpable o no de haber ingresado junto a otras personas con fines de robo a la casa de Ariel Gomila cuando ya era sábado 6 de febrero y asesinar al viverista cuando arribó a la vivienda de El Espinillo con su esposa, tras una cena en San Pedro.

La acusación contra Ulises Fernández se sostuvo con el testimonio de una persona que pasó por el lugar en el momento del robo y escuchó disparos de arma de fuego. El testigo dijo que vio a dos personas correr desde el campo de Gomila en dirección al camino y que uno de ellos era Fernández.

El acusado estuvo más de un año prófugo, luego de que un allanamiento diera negativo en su casa, puesto que se había escapado "para no quedar pegado en el asesinato del viejo Gomila", según él mismo le dijo a una amiga de su esposa.

Fernández también está acusado por tenencia de drogas para su comercialización. La noche del allanamiento encontraron 55 gramos de cocaína en su casa, estupefacientes que le valieron la imputación por el mismo delito a su pareja de entoneces, Silvina Sampol, que en ese momento era consejera escolar recién asumida, tras integrar la lista con la que se convirtió en intendente Cecilio Salazar.

Además, el día que lo detuvieron en Garín, el acusado también tenía drogas en su poder y de las escuchas telefónicas se desprende que desde ese lugar también vendía estupefacientes.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias