9.5 C
San Pedro
lunes, julio 26, 2021
spot_img

Caso Ángel Luna: el cuerpo será entregado a la familia este sábado o recién el lunes

El cuerpo del joven abatido por la policía este viernes fue trasladado a San Nicolás para la autopsia de rigor, pero como en esa dependencia todavía trabajan "hasta las dos de la tarde", según les explicaron a los familiares, recién podrían entregarles los restos el sábado o el lunes. En la familia evaluan si habrá velatorio o irá directo a sepelio.

Publicidad

 

Familiares de Ángel Luna, el joven de 26 años asesinado por la policía este viernes por la madrugada en el marco de un procedimiento de esa fuerza en la zona del barrio San Miguel, esperan novedades desde la Justicia para la entrega del cuerpo.

Publicidad

Los restos de Luna fueron trasladados a la morgue judicial de San Nicolás para la autopsia de rigor, pero en esa dependencia de la Procuración General "sólo trabajan hasta las dos de la tarde", recién el sábado los familiares sabrán cuándo podrán sepultarlo.

"Tenemos el comunicado de Fiscalía que hay posibilidades de que nos lo entreguen mañana o el lunes a primera hora, porque la morgue cierra a las dos de la tarde, aunque lo más probable es que sea el lunes", informaron a La Opinión desde el entorno familiar de Ángel Luna.

Además, los familiares señalaron que evalauaban la posibilidad de que no haya velatatorio. "Hay mucha posibilidad de que no haya velorio y vaya directo a sepelio, a entierro", informaron. 

11866342-428237564051513-3767362237465969787-n

Ángel Luna fue ultimado por un efectivo policial identificado como Fernando Gómez, también de 26 años, este viernes por la madrugada, cuando dos agentes de la Comisaría asistiern a Alvarado al 1300 alertados por la propia familia Luna de un conflicto en el que el joven estaba involucrado.

Desde el arribo de la policía hasta la muerte del joven, los hechos tienen dos versiones: la policía asegura que al ingresar al patio y perseguir a Luna hacia un baldío lindero él los apuntó con un arma de fuego, un revólver calibre 38 que luego fue hallado junto a su cadáver, y que ante esa amenaza dispararon con postas de goma que dieron en el pecho del muchacho y le causaron la muerte.

La familia de Luna sostiene que el revólver fue "plantado" porque "él no estab armado" y "no sabía manejar armas". En el marco de la investigación del caso quedó establecido que no hubo intercambio de disparos, es decir que las únicas detonaciones que se escucharon provinieron de las escopetas que portaban los policías que intervinieron en el caso.

El fiscal Marcelo Manso tomaba declaraciones testimoniales en procura de reunir elementos probatorios para establecer cuál de las versiones es la que se ajusta a lo que realmente sucedió este viernes por la madrugada en el barrio San Miguel, antes de tomar declaración indagatoria al policía Facundo Gómez, que está imputado por homicidio agravado.

"Ángel era quilombero, peleador callejero, ha tenido sus problemas en la juventud, pero no estaba armado, no sabía manejar un arma", aseguró a La Opinión el padrastro del joven, Ariel Rojas. "Con todos los conflictos que hemos tenido con Ángel, doy fe de que él no sabía usar armas y nunca tuvo armas", sostuvo.

Sobre la condición de "conflictivo" de Luna, Rojas señaló: "Era un pibe difícil, cuando él andaba bien andaba tranquilo. Trabajó mucho tiempo en la Terminal, como todo pibe ha tenido sus conflictos en la calle, en los bolcihes".

"Los pleitos de un pibe que se crió prácticamente en la calle, solo, porque él no compartía que la madre estuviera acompañada de una persona que la cuidara, yo le dí todo lo que pude y lo que me dio el cuero, él quizás no lo supo entender", señaló el padrastro del joven.

Ángel Luna tenía trastornos de tipo epiléptico y en diversas oportunidades fue asistido en el Hospital. Casi siempre en situación de calle, solía dormir en la Terminal de ómnibus, donde alguna vez se desempeñó como maletero a cambio de lo que los pasajeros quisieran colaborar.

En el Hospital, además, estuvo alojado un tiempo. Tratado por el área de Salud mental —además de epilepsia, tenía problemas con el consumo de alcohol y otras sustancias—, en una modalidad que muchas veces tiene el nosocomio con personas en situación de calle.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias