30.3 C
San Pedro
viernes, febrero 26, 2021

Audiencia previa al juicio por estafas contra el abogado Federico Cardoso

Será el 28 de mayo en el Juzgado Correccional. En su contra pesan cinco causas por estafa, dos por retención indebida y defraudación, y una por usurpación de títulos y honores.

Publicidad

 

El abogado Federico Cardoso irá a juicio. El 28 de mayo la Jueza Luciana Díaz Bancalari, titular del Juzgado en lo Correccional N° 3 de San Nicolás, encabezará la audiencia preparatoria que definirá aspectos que permitirán fijar la fecha para el debate, si es que lo hay, en que el Tribunal evaluará si lo condena por estafa, retención indebida, defraudación y usurpación de títulos y honores.

Publicidad

Cardoso fue denunciado en 2016 por enviar mensajes de WhatsApp en los que les pedía a clientes suyos una presunta coima que, aseguraba debía pagarle al Fiscal Marcelo Manso para que “liberara” a un detenido.

Tras esa denuncia y los allanamientos que sobrevinieron, hubo otros de clientes suyos que lo acusaron de estafarlos.

Por ello, las causas que enfrenta son cinco por estafa, dos por retención indebida y defraudación y una por usurpación de títulos y honores. La última corresponde al ejercicio de la profesión sin estar debidamente matriculado en el Colegio de Abogados de San Nicolás.

La semana pasada, el Juzgado comenzó  a notificar a los damnificados para que se presenten a la jornada preparatoria.

El Fiscal Hernán Granda, titular de la UFI 8 de Baradero, explicó a La Opinión que la jornada del 28 de mayo es la “audiencia en la que se discute la prueba que será motivo del debate”.

Todos los delitos por los que está acusado Federico Cardoso son de competencia correccional y prevén una pena de uno a seis años de prisión.

El Fiscal entiende que luego de esta audiencia preparatoria, si es que Cardoso y su defensa no proponen un juicio abreviado, el Tribunal podría fijar debate oral y público para agosto o septiembre.

La condena podría ser de cumplimiento efectivo o condicional, aunque Fiscalía considera que al tratarse de varios hechos podría imponer la primera opción.

La denuncia que derivó en un allanamiento y en múltiples acusaciones fue por un caso típico de lo que en la jerga judicial se denomina “vender humo”: el denunciante aseguró que Cardoso le pidió una suma de dinero para “adornar” al Fiscal y evitar que un detenido “se coma cinco años de cárcel”.

Luego sobrevinieron casos en los que los damnificados dieron cuentas de entrega de dinero para cumplir con trámites por expedientes que nunca se movían, la mayoría sucesiones, aunque también lo acusaron de quedarse con cuotas alimentarias que clientas suyas cobraban a sus exmaridos a través de sus servicios jurídicos.

Para colmo de males, el Colegio de Abogados informó en ese momento, marzo de 2016, que el abogado, graduado en la UBA, tenía la matrícula suspendida desde febrero de 2014.
 

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias