19.3 C
San Pedro
sábado, abril 17, 2021

Asesinato de un camionero en ruta 9: pericia determinó que los acusados no dispararon armas

El dermotest realizado a Diego Franco y Rodrigo Rodríguez, detenidos el mismo día del crimen del chofer Néstor Insaurralde ocurrido el 11 de septiembre de 2020 y posteriormente liberados, fue negativo y la fiscala María del Valle Viviani explicó que la causa "volvió a fojas cero".

Publicidad

 

El asesinato de Néstor Insaurralde en el kilómetro 154 de la ruta 9 ocurrido el 11 de septiembre de 2020 fue el primer caso resonante que recayó en la Fiscalía N° 7 de María del Valle Viviani desde su asunción en el cargo.

Publicidad

Siete meses después, la causa “volvió a fojas cero”, explicó Viviani en #RadioCuarentena, porque el dermotest que se realizó a Diego Franco y Rodrigo Rodríguez, los jóvenes riotalenses detenidos el mismo día del hecho, dio negativo.

La pericia determinó que ambos, liberados a fines de octubre porque el Juzgado de Garantías de San Nicolás no avaló la prisión preventiva, no dispararon armas de fuego. “Tenía esperanzas en esas pericias pero dio negativo y sólo me queda la de ADN de lo que se pudo levantar”, admitió la fiscala.

Y, respecto de cómo continúa el proceso, explicó: “Me faltaría un testigo traerlo por la fuerza pública que es el que nombra una menor en la causa. Lo estoy buscando y es lo que me quedaría, además de las pruebas de ADN”.

Además, manifestó que solicitó “colaboración” a la Policía Federal para remitirle la filmación y “mejorarla” en su calidad con el objetivo de obtener mayores precisiones aunque reconoció que es difícil por las características de la misma que fue registrada en horas de la noche desde un establecimiento situada en la mano contraria a la Buenos Aires-Rosario, donde fue el asesinato.

Viviani aclaró que al crimen no lo tiene “esclarecido” pero que eso no significa que lo “dejó” y no se “ocupó más”: “Estoy tratando como poder resolverlo y es bastante complicado. Hay que esperar con cautela y tengo la certeza que lo voy a terminar esclareciendo. Estuve hablando con otros fiscales porque fue el primer caso que me tocó a mí y me siento preocupada porque no lo pude esclarecer. Lo importante es no quedarse y seguir. Las pruebas que pueda hacer, las voy a hacer”.

Franco y Rodríguez fueron detenidos el mismo día del hecho e imputados por el homicidio y tenencia ilegal de armas, tras allanamientos que tuvieron lugar en sus viviendas en Río Tala.

Ambos jóvenes recuperaron la libertad en octubre porque el Juzgado de Garantías rechazó la solicitud de prisión preventiva elevada por Viviani y, en cambio, hizo lugar a los planteos del defensor oficial, Pablo Vacani, quien consideró que los elementos probatorios no eran suficientes para mantenerlos detenidos.

Vacani apuntó contra la policía al señalar que la prueba para detenerlos fue “una fuente anónima nunca revelada ni acreditada en el caso” ofrecida por personal de la Comisaría, mientras que las armas secuestradas no son compatibles con la utilizada para asesinar a Insaurralde.

De la misma manera, indicó que las huellas relevadas en el camión no coinciden con las de los acusados, que las imágenes de las cámaras de seguridad no permite reconocerlos ni hay testigos presenciales que los ubiquen en la escena.

La semana anterior a la audiencia de prisión preventiva, una joven oriunda de Río Tala brindó un testimonio que apunta a otras personas como las presuntas autoras del hecho, lo que abrió otra línea de investigación en la causa.

Las imágenes de las cámaras de seguridad que registraron el momento del robo y del posterior disparo permiten observar que los asaltantes habrían sido más de dos.

Néstor Insaurralde era oriundo de La Matanza y se desempeñaba como chofer de una empresa distribuidora de colchones y almohadas. Esa madrugada había salido con rumbo a Córdoba. En el kilómetro 154 del carril Buenos Aires-Rosario paró, como hacen muchos camioneros, a descansar.

Delincuentes lo abordaron con fines de robo, le abrieron la caja del furgón y le llevaron unas ocho almohadas marca Springflex. En las ímagenes de las cámaras de seguridad se observa que en determinado momento el camión enciende las luces y se mueve unos metros. Ese sería el momento en el que, desde la ventanilla del acompañante, le dispararon en la cabeza.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias