13.7 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Ansaloni: “Los que tienen el personal en negro son unos ladrones”

Con el apoyo del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, UOCRA desplaza en la zona a un grupo de inspectores que controla a las empresas que realizan obras en la región. Según los datos relevados por el sindicato, en San Pedro se ha incrementado en un 40% el movimiento de construcción pero el cumplimiento de las leyes exigidas es bajo y habrá sanciones.

Publicidad

 

Sin pelos en la lengua y con un mensaje que puede provocar enojo en aquel que tiene argumentos para justificar su situación, el delegado regional de UOCRA, Ariel Ansaloni, expresó su posición con respecto a la situación que enfrenta el sector.
Uno de los ejes de la economía más importantes de los últimos años con un avance visible en una simple recorrida por las calles de la ciudad, presenta en San Pedro un crecimiento del orden del 40% con relación al mismo mes del año pasado. No obstante sólo el 25% de los que han encarado obras nuevas estaría cumpliendo con todas las exigencias que disponen las leyes laborales.
El trabajo en negro, preocupa a la UOCRA por el deterioro de la condición laboral de los trabajadores y naturalmente también por la disminución de ingresos en la caja sindical que en los últimos años copiando otros ejemplos, están siendo mejor administrados con el funcionamiento de una obra social completa y que da respuestas. La comparación entre los haberes que les corresponderían “en blanco” y lo que perciben al no acceder a todos los componentes del salario, ronda los 2 pesos en la hora, arrancando en 4 pesos lo que se cobra hoy contra los 6 y monedas que perciben aquellos que tienen todo en condiciones.
Después de una campaña de difusión con afiches que han sido pegados estratégicamente en las chapas de algunas obras importantes, desde ayer, un grupo de inspectores del gremio con el apoyo de agentes del Ministerio de Trabajo recorrerá las obras más importantes exigiendo, además de la inscripción a la AFIP, la inscripción al registro de la construcción (IERIC) y el cumplimiento de los pagos con todos los componentes. Hace algunos días en una primera recorrida se sancionó a contratistas que no estaban en condiciones y se apuntaron situaciones de constructores que tienen muchos años en la actividad, inscriptos como monotributistas en la categoría más baja y con mínimos ingresos declarados. El sueldo del obrero de la construcción según sea su especialización se compone de un jornal básico, sumas remunerativas y no remunerativas. Están comprendidos en esta escala, oficiales especializados, oficiales, medio oficiales, ayudante y sereno. En los operativos recientes también se controló a las cuadrillas que están realizando una extensión de redes telefónicas y allí está en proceso una negociación ante las quejas por el pago incompleto de los salarios.
Como refuerzo de un panorama en el que el cumplimiento está en crisis, fuentes de UOCRA expresaron que hasta marzo de este año se controlaron en 88.779 empresas, y se relevaron 292.453 trabajadores, de los cuales el 22% estaba en situación irregular. Sobre el total de compañías, se detectaron infracciones en el 28% de los casos.
El dirigente sampedrino que ahora tiene la misión de coordinar la regional noreste de la Provincia de Buenos Aires dijo que con la cantidad de facilidades que hoy tiene el empleador para tener a su personal en blanco, quien no lo hace es “lisa y llanamente un ladrón”. A través de estos operativos se constatará si con esas declaraciones se favoreció o no el ingreso de aquellos que permanecen fuera del sistema.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias