26.2 C
San Pedro
domingo, diciembre 5, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Acusan a médico del Hospital de mentir para quedarse en la casa y no ir a trabajar

El profesional se desempeña en clínica médica del nosocomio y en otros sanatorios privados de la ciudad. Le dijo a su jefe de área que no podía ir a trabajar porque mientras estuvo cumpliendo tareas en un hospital de Rosario había tomado contacto con un paciente con coronavirus. Las autoridades sanitarias locales sospecharon y se comunicaron con el responsable rosarino, que desmintió la situación.

 

El Gobierno municipal dio curso a una investigación presumarial que podría derivar en severas sanciones contra un médico del staff del Hospital si se comprueba la sospecha de que mintió para no ir a trabajar en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus.
Según pudo reconstruir La Opinión, que confirmó con autoridades municipales que el presumario está en marcha, un profesional del área de Clínica Médica del Hospital que también se desempeña en sanatorios privados de San Pedro y en efectores públicos de Rosario mintió para quedarse en la casa.
El médico en cuestión le informó a su jefe directo en la Salud pública local que durante sus jornadas laborales  en la terapia intensiva del Hospital Provincial de Rosario había tenido contacto con un paciente con coronavirus, por lo que debía guardar cuarentena obligatoria y no podría presentarse a trabajar.
Sin embargo, llamó la atención que anduviera en la calle y que se presentara a cumplir tareas en un sanatorio privado sampedrino en el que no es empleado sino que es profesional contratado, por lo que cobra de acuerdo a lo que factura.
Las sospechas de las autoridades médicas hicieron que se comunicaran con los responsables de la terapia intensiva del Hospital rosarino para consultar sobre la situación y la respuesta fue negativa: desconocían lo que este médico había referido.
El jefe de terapia intensiva del Hospital Provincial de Rosario mantuvo una comunicación telefónica con funcionarios del Gobierno local en la que les refirió que el médico en cuestión no se había presentado a trabajar en esa ciudad santafesina, que en su sector no había ningún caso de coronavirus y que no habían implementado medida alguna de aislamiento preventivo para con el personal.
En el Hospital local abrieron una investigación presumarial para analizar lo sucedido y establecer, a través de las vías formales, si la sospecha de que el médico mintió en el certificado que presentó es fundada, lo que implicaría graves sanciones.
“Se está haciendo una investigación presumarial. Se está investigando bien antes de armar algo más grande”, confiaron fuentes del Gobierno a La Opinión. Se espera que el informe llegue a manos de la Subsecretaría Legal y Técnica este miércoles, para darle curso al proceso administrativo.
Cuando las autoridades locales confirmaron en Rosario que lo que había referido el médico no era cierto, se lo comunicaron al jefe del sector donde se desempeña para que lo conmine a presentarse a trabajar, cosa que hizo normalmente sin oponer ningún tipo de planteo.
El profesional en cuestión también se desempeña en el ámbito de la Justicia, por lo que podría tener algún tipo de consecuencias también en esa área laboral.
Su accionar también provocó que el área de Seguridad municipal tuviera que elaborar un informe porque en el barrio semiprivado donde reside, en las afueras de la ciudad, “se armó un escándalo porque la gente empezó a quejarse”, revelaron fuentes del Gobierno.

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias