9.5 C
San Pedro
lunes, junio 14, 2021
spot_img

Absolvieron al chofer que colisionó contra el auto en el que murieron Micaela Burgués y Diego Zanatta

Publicidad

 

A poco de cumplirse siete años del trágico accidente, la Justicia dio su dictamen en la causa penal que debía definir la condición judicial de Marcos Chico, quien conducía el transporte de pasajeros pertenecientes al hogar de día Sadiv que en octubre de 2001 colisionó de frente contra el vehículo en el que viajaban tres jóvenes, en el acceso a Santa Lucía, de los cuales dos fallecieron.

Publicidad

No hay muchos antecedentes respecto de la resolución tomada por el Tribunal, que absolvió al conductor acusado de homicidio culposo en un juicio abreviado, luego del acuerdo ente Fiscalía y Defensa. Por lo general, ese tipo de trámite termina en condena y el acusado accede a ser juzgado por esa vía para evitar el debate oral y público, con riesgo de una pena mayor.

En este caso, la fiscala Viviana Ramos y Hugo Lima, abogado particular del chofer imputado, habían acordado mediante el sistema de juicio abreviado una pena máxima de dos años de prisión en suspenso y la inhabilitación por cinco años para conducir todo tipo de vehículos.

El Tribunal absolvió al acusado en base a los datos reunidos durante la instrucción, que estuvo a cargo de la destituida Gabriela Ates, extitular de la UFI 7. Las pericias accidentológicas que se realizaron en el lugar del hecho demostraron que fue el automóvil el que se cruzó hacia la mano contraria. Por ello, los jueces fallaron a favor del conductor de la unidad de transporte, quien fue declarado inocente del delito de homicidio culposo por el que afrontó la causa penal.

El accidente se produjo el 6 de octubre del 2011 en horas de la tarde, sobre el camino de acceso a Santa Lucía. Diego Zanatta, de 25 años, conducía un Volkswagen Gol en sentido ruta 191 y, en el trayecto, subió a Micaela Burgués y Lorena Salazar, quienes hacían dedo para llegar al Instituto Nuestra Señora del Socorro. La combi de Sadiv que guiaba Marcos Chico circulaba en sentido a la localidad.

Ambos vehículos colisionaron de frente. El Gol quedó totalmente destruido a pocos metros de la cinta asfáltica, mientras que el transporte de pasajeros despistó y fue a parar contra los alambrados de un campo.
Micaela Burgués falleció en el acto, mientras que Diego Zanatta fue trasladado al Hospital Emilio Ruffa, donde murió horas después. Lorena Salazar también fue hospitalizada y, pese a las graves heridas que sufrió, se recuperó satisfactoriamente.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias