0.2 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

A un mes de un accidente con una moto, taxista todavía no pudo recuperar su coche

Tenía paso por calle 25 de Mayo y chocó con una moto que cruzó aunque tenía que frenar. Desde entonces, puesto que el motociclista sufrió lesiones leves, el taxi está a la intemperie en el Corralón municipal a la espera de una pericia que nunca llega.

Publicidad

 

“Son los tiempos de la Justicia”, le dijeron a la titular de una licencia de la Cooperativa de Taxis de plaza Belgrano espera desde hace un mes que le devuelvan el automóvil para volver a ponerlo a trabajar.

Publicidad

Tras un accidente de tránsito, el coche fue secuestrado por orden de Fiscalía ya que el motociclista con el que chocó sufrió lesiones y hubo que dar curso a una causa penal. Pasó un mes y el auto está a la intemperie, sin novedades.

El 28 de mayo era sábado. Esa mañana, el chofer que conduce habitualmente el Volkswagen Voyage gris de la dueña de la licencia del taxi se dirigía a buscar pasajero. Circulaba por calle 25 de Mayo. Tras cruzar Boulevard Moreno, se aprestaba a hacer lo propio en Alvear y ocurrió el accidente.

Un vehículo que circulaba por Alvear frenó, como corresponde, para darle paso al Voyage. Sin embargo, desde la izquierda, un motociclista sobrepasó a ese rodado e intentó cruzar 25 de Mayo. Como resultado, la moto y el coche que conducía el taxista chocaron.

El motociclista fue trasladado por una ambulancia del servicio de emergencias SAME 107. Presentaba una lesión en un tobillo. Según contaron, luego se escapó y nada más se supo de él. Sin embargo, por las características del choque y la existencia de lesiones, la Justicia inició una causa penal.

Por orden de la Fiscalía Nº 5 que conduce Marcelo Manso, como es habitual, los vehículos fueron secuestrados. Así, el taxi Volkswagen Voyage fue trasladado al Corralón municipal, en cuyo predio funciona el depósito judicial. Allí está desde hace un mes, a la intemperie.

“Si por lo menos nos dejaran ir a ponerlo en marcha o algo”, se quejaron desde la familia propietaria del taxi, que como tienen otra licencia pudieron darle trabajo al chofer del Voyage. “No sé cómo hubiéramos hecho, si no. Todos sin trabajo”, señalaron.

El automóvil está en el depósito judicial a la espera de una pericia que está demorada porque el personal que hace esa tarea es de San Nicolás y atiende todos los distritos del Departamento Judicial, por lo que a San Pedro vienen “cada tanto”.

Lo peor es que son personas adultas con factores de riesgo, lo que implica que en plena segunda ola y con San Nicolás recién pasada de Fase 2 a Fase 3, los responsables de la pericia están dispensados y haciendo trabajo remoto, por lo que todavía no pudieron cumplir con la diligencia y el taxi sigue “tirado” en el Corralón.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias