12.3 C
San Pedro
miércoles, junio 23, 2021
spot_img

A pesar de la oposición de la fiscalía el expolicía Gonzalo Kapp fue trasladado al penal de Baradero

Para el Tribunal la solicitud de su defensa está plenamente justificada y el homicida de Lucas Rotela fue alojado en la unidad de régimen abierto ubicada en la misma localidad de donde es oriundo. El exfuncionario cumple una condena de régimen perpetuo.

Publicidad

 

Tras insistir con la medida la defensa oficial a cargo del Dr. Alejandro Ares logró que el expolicía Gonzalo Kapp sea trasladado a la Unidad Penal N° 11 de la ciudad de Baradero. La medida, polémica por donde se la mire, fue abalada luego de que el Tribunal analice el justificativo de la solicitud y cuyo motivo principal fue el del buen comportamiento que el presidiario mostró en todos estos años de detención.

Publicidad

Este fue el tercer intento que efectuó la defensa para lograr la medida que en definitiva está plenamente abalada por la ley, de todos modos en cada una de las oportunidades, la fiscalía del Dr. Hernán Granda, que estuvo a cargo de la instrucción del caso, se opuso, pero ahora el juez de ejecución penal hizo lugar y la insistencia le dio resultado a Kapp.

El homicida del joven Lucas Rotela se encontraba alojado en la Unidad Penal N° 47 de San Isidro y fue trasladado a la cárcel de Baradero, localidad de la que es oriundo, y donde cumplía funciones al momento de protagonizar el hecho que lo mandó a prisión.   

Desde el interior mismo del penal contaron a La Opinión que a Kapp se lo ve tranquilo y aun conociendo el nuevo lugar de detención. “Hace vida normal, anda mucho por el taller, el sector de quinta, y permanece mucho al aire libre”.

“Hace vida normal, anda mucho por el taller, el sector de quinta, y permanece mucho al aire libre”

La UP N° 11 es de régimen abierto, pero esto no quiere decir que Kapp tenga la libertad de hacer lo que quiera, las medidas internas y los reglamentos son similares a la de otros penales con la diferencia que acá no permanece encerrado entre cuatro paredes y está cerca de su familia.

La medida generó la reacción de la familia Rotela quien no había sido notificada de la resolución y se enteró una vez que lo sucedido tomó estado público. De todos modos el fiscal Hernán Granda aseguró a La Opinión que no apelará la resolución porque ya dejó en claro que no está de acuerdo al oponerse a cada solicitud de la defensa oficial pero sabe que era una posibilidad que seguramente sería evaluada en algún momento y está plenamente amparada por la justicia.  

Kapp lleva ya 10 años de detención. El hecho se produjo el 12 de febrero de 2011 y fue condenado por el Tribunal Criminal N° 1 de San Nicolás a reclusión perpetua durante el juicio que se celebró en marzo del año 2013.

Lucas Rotela tenía 19 años y esa madrugada fue sorprendido por un móvil policial cuando se encontraba junto a un grupo de amigos en la Plaza Colón, en el centro de Baradero. Los jóvenes se fueron del lugar pero la policía comenzó a perseguirlos. Allí fue cuando el efectivo Gonzalo Kapp disparó contra la humanidad de Rotela, quien alcanzó a subirse a su moto y herido con un disparo en la espalda llegó a su casa donde prácticamente se desvaneció en los brazos de su padre aunque alcanzó a confesarle que le había disparado un policía. El joven fue trasladado al Hospital “Lino Piñeiro”, pero minutos después falleció.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias